viernes 19 de julio de 2024
- Edición Nº2053

#DeTodoUnPoco

¿Vamos?

El pueblo con las mejores cabañas de invierno para realizar una escapada

Naturaleza, turismo religioso, complejos comerciales, restaurantes y su extensa laguna: este lugar ofrece de todo.



Cada vez más gente elige esta tranquila localidad para descansar en sus vacaciones. Además, su cercana distancia de su vecina Mar del Plata la convierte en un destino ideal para una escapada desde la costa. Veamos, entonces, qué ver y qué hacer en Sierra de los Padres.

Qué actividades puedo hacer en Sierra de los Padres

La Laguna de los Padres, ubicada dentro de una reserva forestal y con una superficie total de 687 hectáreas, resulta una excelente opción para realizar un picnic, disfrutar de su vegetación y admirar las distintas especies de animales en su hábitat natural. Además, la laguna resulta perfecta para las actividades de agua: recorrerla en algunas embarcaciones, realizar remo, canotaje, windsurf y pesca deportiva.

También se pueden visitar monumentos o lugares históricos. El Museo Municipal José Hernández, ubicado en el predio que supo ser el casco de la primera estancia de la zona y lugar en el que el poeta, político, periodista y militar argentino creador del «Martín Fierro», José Hernández, pasó varios años de su infancia. Este espacio, está dedicado a la vida rural y al mantenimiento de las tradiciones argentinas y es un significativo reducto en Sierra de los Padres.

Otro sitio con memoria es la Capilla Reducción de Nuestra Señora del Pilar, que homenajea al primer asentamiento jesuita de evangelización de la zona hacia 1746. La construcción actual, sin embargo, es una réplica de su original.

Por su parte, el centro comercial ofrece gran variedad de locales de artesanías y paseos comerciales. El Paseo de la Cumbre, una especie de galería comercial a cielo abierto es un lindo sitio para recorrer ya que posee un mirador con unas vistas preciosas.

La Gruta de los Pañuelos es un imperdible paseo porque se ha convertido en un lugar de peregrinaje muy peculiar en el que los devotos dejan como ofrenda pañuelos de colores que, anudados unos con otros, rinden culto a la Virgen de Luján.

¿Cómo surge esta tradición? Cuentan los lugareños que hacia 1948, una pareja de inmigrantes italianos que no podía concebir se acercó a la gruta y en uno de sus huecos, colocaron una imagen de la Virgen de Luján, le pidieron que les cumpliera el deseo de ser padres y ataron dos pañuelos como muestra inquebrantable de su fe.

Tras cuatro meses de esa ofrenda, y al constatar que el milagro se había concretado, el matrimonio regresó a la gruta para agradecer a la Virgen. Así, la historia se fue popularizando y de apoco, otros visitantes empezaron a acercarse a pedir sus deseos y dejar nuevos pañuelos de colores. El ingreso a la Gruta de los Pañuelos es sin cargo y hay un sector utilizado para estacionamiento de autos en sus inmediaciones.

Temas de esta nota:

VAMOSSIERRA DE LOS PADRESESCAPADA

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

3