viernes 19 de julio de 2024
- Edición Nº2053

País

Pese a la postergación de luz y gas

Una vez más: El bolsillo de los argentinos debe enfrentar una batería de aumentos en julio

Desde este lunes, comenzarán a aplicarse subas en servicios y bienes: agua, celulares, cable e internet, medicina prepaga, alquileres y subtes, conforman la lista. Conocé cuánto vas a pagar.



La baja de la inflación y la nueva postergación de los incrementos en las tarifas de luz y gas, por parte del Gobierno nacional, no salvan a los argentinos de una batería de aumentos en bienes y servicios durante el mes de julio. Las subas se verán reflejadas en los servicios de internet, telefonía móvil y cable, agua, prepagas y combustibles entre otros, que generarán presión sobre la inflación.

En lo que respecta a la tarifa de agua aumentará un 50% a partir de julio en numerosas ciudades bonaerenses que cuentan con la provisión del servicio por parte de Aguas Bonaerenses S.A. (ABSA). La justificación de la empresa estatal para las subas se basó en el proceso inflacionario, la devaluación implementada por el Gobierno nacional en diciembre, y que las tarifas no fueron actualizadas durante el último año y medio.

De esta manera, el incremento completa la actualización tarifaria del 250% propuesta por la empresa y autorizada por el gobierno provincial a finales de abril, que fue repartida en dos tramos, aplicándose la primera suba del 200% en las facturas de mayo y la segunda del 50% en julio.

Ahora, las boletas de agua, llevarán el valor del módulo o metro cúbico a $72,54, por lo que la factura promedio será de $3.656,62 mensuales. Sin embargo, una propiedad valuada entre $150.000 y $200.000 abonará $6.819 por ambos servicios. Desde ABSA, precisaron que “el 47,4% de los usuarios tendrán un aumento de menos de $1.000 mensuales; el 41,5%, de entre $1.001 y $2.000; el 8,7%, de entre $2.001 y $3.000; y el 2,4%, de más de $3.000”.

Combustibles

Volverán a subir según lo dispuesto en el decreto 466/2024, firmado el 28 de mayo por el ministro de Economía, Luis Caputo, y por el exjefe de Gabinete Nicolás Posse, donde el gobierno habilitó la suba del impuesto a los combustibles líquidos (ICL) y al dióxido de carbono (IDC). Esto podría implicar que las compañías trasladen la devaluación mensual de 2% que aplica el Banco Central (BCRA). Por lo tanto, la nafta y el gasoil podrían subir al menos un 3%.

Trenes, subte y premetro

Si bien tienen suspendida la suba por la Justicia porteña hasta el miércoles 10 de julio inclusive, cuando "se volverá a evaluar la situación" de la tarifa de este medio de transporte, de aplicarse el incremento, el boleto pasaría a valer de $650 a $757. Se trataría del último aumento en ese servicio del año, luego incrementarlo desde los $125 a este valor en los últimos dos meses para reducir el gasto en subsidios.

Desde julio también subirá el boleto del servicio de tren de larga distancia. El pasaje costará un 20% más que junio y, por ejemplo, el viaje Buenos Aires-Mar del Plata saldrá entre $30.000 y $36.000. El aumento incluye las rutas que van a otras provincias como Córdoba o Santa Fe, pero también localidades bonaerenses como Bragado o Pehuajó. Mientras que a Córdoba el boleto subió en primera de $3155 a $23.000 en la era Milei, a Pehuajó, por ejemplo, de $2450 a $ 18.000 (un 635%).

Coseguros a prepagas y obras sociales

A través de una resolución, publicada en el Boletín Oficial, el presidente, Javier Milei, también dispuso la liberación de los precios de los coseguros a prepagas y obras sociales, de manera que ya no lo hará la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), por lo que los Agentes del Seguro de Salud y las empresas de medicina prepaga podrán “fijar libremente los valores de los coseguros de las distintas prestaciones médicas comprendidas”, lo que “permitirá más y mejor oferta para los beneficiarios”, argumentaron.

Se calcula que a liberación de los precios afectará a más de 6 millones de personas que contrataron los planes más económicos y se afiliaron a la medicina privada, mientras que también alcanzará a 15 millones de personas con obras sociales nacionales.

Internet, telefonía movil y cable

Milei tomó la misma medida que con los coseguros a prepagas y obras sociales. El Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) eliminó el tope de los aumentos a las tarifas, al tiempo que les quitó el rango de servicios “públicos, esenciales y estratégicos”. Así, la resolución del ENACOM dejó sin efecto las múltiples normativas emitidas entre 2020 y 2023 que funcionaban como control de precios para los servicios de internet, telefonía móvil y cable, con un tope de incremento de entre 5% y 10% mensual.

En ese sentido, las empresas de telecomunicaciones tienen el camino libre para aumentar las tarifas de los servicios en julio, a partir de la resolución firmada por el ENACOM que entró en vigencia a partir de su publicación en el Boletín Oficial.

Alquileres

Los contratos que hayan sido firmados en el marco de la Ley de Alquileres tendrán un aumento del 244% en julio porque corresponde la actualización del precio anual a través del Índice de Contratos de Locación (ICL). Dicho procedimiento se debe cumplir hasta terminar el contrato, aunque la norma haya sido derogada por Milei.

La disposición alcanza a los alquileres iniciados entre el 1º de julio del 2020 y el 17 de octubre del 2023. Con este ajuste, si actualmente un inquilino está pagando $110.000 pasará a abonar $378.400.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

3