jueves 22 de febrero de 2024 - Edición Nº1905

#DeTodoUnPoco

¿Vamos?

Escapadas de verano: dos lagunas y un lago imperdibles en la provincia de Buenos Aires

Los tres destinos son excelentes opciones para hacer frente al calor del verano y conectar con la naturaleza.



Ya sea disfrutando de deportes acuáticos, compartiendo picnics familiares o simplemente absorbiendo la paz que ofrecen estos espejos de agua, la provincia de Buenos Aires ofrece increíbles lagos y lagunas para disfrutar este verano 2024, que se presentan como destinos ideales para hacer frente al calor estival.

Algunas opciones son muy cerca de la Ciudad de Buenos Aires, como la Laguna La Brava, ubicada a 30 kilómetros, y otras implican recorrer alrededor de 500 kilómetros para conocerlas: el Lago Epecuén (a 510 kilómetros) y la laguna del Monte (a 485 kilómetros). Pero valen absolutamente la pena.

Laguna del Monte

En la ciudad de Guaminí, la Laguna del Monte ofrece un paisaje lacustre que garantiza descanso y espectaculares puestas de sol. Rodeada de árboles, el lugar cuenta con un balneario equipado con camping y parrillas para disfrutar de un día lleno de diversión. La pesca, destacando especies como pejerreyes, dientudos y bagres, es la actividad principal, pero también se ha vuelto popular el kitesurf.

La Laguna del Monte es el escenario perfecto para este deporte acuático, y desde 2016, la escuela KiteLake, dirigida por Marcos Casserly, ha atraído a alrededor de 80 entusiastas. Con distintas costas que permiten navegar en todos los vientos, Guaminí se presenta como uno de los sorprendentes destinos de la provincia de Buenos Aires para disfrutar de un fin de semana lleno de sol, naturaleza, actividades acuáticas e imágenes inolvidables.

Ubicada en Guaminí, a 485 kilómetros de CABA.

Ubicada en Guaminí, a 485 kilómetros de CABA.

Laguna La Brava

La laguna La Brava, extensa lámina de agua de 420 hectáreas rodeada por las sierras de Balcarce y su entorno rural, ofrece un escenario perfecto para una desconexión total y diversas experiencias recreativas. Desde navegación a vela y cabalgatas hasta pesca, trekking, escalada, ciclismo, stand up paddle, tirolesas, rappel y parapente, el lugar promete aventuras para todos los gustos.

Nadia Beilison, gerente de Piedra Naranja, un emprendimiento de turismo sustentable con cabañas a orillas de la laguna, destaca la elección de la gente para vivir experiencias en contacto directo con la naturaleza.

La Brava, ubicada a 30 kilómetros de Capital Federal y a 43 de Mar del Plata, ofrece además opciones gastronómicas y la posibilidad de practicar windsurf, kitesurf y windfoil con equipo propio, gracias a la pureza del agua que la hace ideal para diversas actividades acuáticas.

Lago Epecuén

Villa Epecuéna 520 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, destaca por su increíble laguna que se muestra entre edificios y árboles petrificados por la sal, resultado de una inundación en 1985 que dejó la localidad inhabitada. Inicialmente, en 1920, la ciudad era un próspero destino turístico conocido por sus beneficios para la recuperación del cuerpo. Sin embargo, la inundación transformó la ciudad en ruinas, que con el tiempo se convirtieron en un museo a cielo abierto.

El lago, con propiedades curativas similares al Mar Muerto, atrae a turistas por su alto contenido de sal. Ideal para caminatas y fotografías, el lugar ha sido escenario de varias películas y videoclips.

Viviana Castro, guardaparques de la Reserva Natural, Histórica y Cultural Laguna Epecuén, destaca la misión de compartir la historia y conservar el lugar, colaborando con científicos, arqueólogos y paleontólogos en la selección y estudio de fósiles.

La Arena La Pampa

Temas de esta nota:

LAGUNASPBAVAMOSLAGUNA DEL MONTE

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

3