jueves 22 de febrero de 2024 - Edición Nº1905

Provincia

escandalo

La auditoria municipal de La Plata detectó contratos a presos y personas muertas

El Julio Alak inició desde su asunción, una auditoría interna en la administración municipal que arrojó numerosas irregularidades que son violatorias de distintas leyes y delitos penales.



Tras la investigación de los equipos técnicos de auditores hallaron, no solo personas que cobraban sin presentarse a trabajar, sino que hay casos de una persona fallecida que figuraba como actual contratado, por lo que alguien percibía su sueldo ilegalmente.

Asimismo, se determinó que incluso recibían su remuneración personas que están detenidas en la actualidad cumpliendo condenas por participar en severas causas penales. Del mismo modo, se comprobó que hubo exfuncionarios que cobraron durante varios años, aún con la vigencia del decreto del cese de funciones.

“La investigación interna determinó numerosas irregularidades administrativas. En la misma se expone que había personas que cobraban sueldo y no trabajaban; como también agentes que cobraban sueldo sin tener legajo de personal, es decir que no habían cumplimentado los requisitos mínimos para su designación y sin embargo eran asalariados”, reza el documento que publicaron desde la comuna platense.

Entre las anomalías se pudo constatar la liquidación de sueldos sin el legajo correspondiente, una persona fallecida a la que se le pagaba sueldo y un total de 13 personas detenidas por delitos graves en cárceles y alcaldías a las que se les seguía pagando la remuneración como si cumplieran servicios.

Además, se constataron 240 personas domiciliadas en otras ciudades, tales como Bahía Blanca, Rawson o incluso algunas patagónicas como Bariloche que no asistían a trabajar.

Los equipos técnicos pudieron identificar, a su vez, dos personas que se anoticiaron de tener un contrato municipal cuando fueron a hacer trámites en otros organismos. Actualmente se están investigando esas contrataciones, que fueron en septiembre de 2023.

Estas situaciones se dieron en el marco de un aumento de las designaciones que crecieron desmesuradamente en los años electorales. Esto representa una clara violación a la Ley de Responsabilidad Fiscal 13.295 y a la normativa provincial que regula el Empleo Público.

Crecimiento desproporcionado de la planta estatal

Conforme a los datos que se desprenden del Plan de relevamiento integral para la reconstrucción de la administración pública municipal, la Comuna tenía al 10 de diciembre de 2023 un total de 12.573 agentes.

Para el año 2007, cuando terminó la cuarta gestión del intendente Julio Alak, en la ciudad vivían alrededor de 600 mil habitantes y la administración municipal contaba con 3.800 empleados. Así, el crecimiento desmedido de designaciones generó que la Municipalidad pasara de 3.800 empleados en el 2007 a 12.573 en el 2023; es decir que aumentó más de un 300 por ciento en los últimos años cuando la población de la ciudad creció solo un 20 por ciento.

En términos comparativos, La Plata tiene más empleados designados que distritos como La Matanza, el más grande de la Provincia, donde residen 1.837.774 personas y se registran 7.426 municipales, de los cuales 3.112 son personal de salud de los hospitales comunales y 4.314 de planta.

En este contexto, se puede observar que la capital bonaerense tiene un 70% más de empleados que La Matanza con casi la mitad de la población y sin contar con hospitales municipales; mientras que La Plata cuenta con un empleado municipal cada 61 habitantes y La Matanza tiene un empleado cada 247 habitantes.

Temas de esta nota:

LA PLATAJULIO ALAKAUDITORíA

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

3