domingo 03 de marzo de 2024 - Edición Nº1915

#DeTodoUnPoco

Datos Curiosos

Cómo detectar diabetes en mi mascota: signos, prevención y tratamiento

La diabetes en perros y gatos no es una sentencia de por vida, pero la detección temprana y el manejo adecuado son cruciales para evitar complicaciones.



La diabetes no es exclusiva de los humanos; también afecta a nuestras mascotas. Por ello, es importante reconocer los signos de esta enfermedad en perros y gatos para proporcionarles la atención médica necesaria y mantener su calidad de vida. Esta patología aparece sobre todo en animales mayores y de mediana edad

Tanto la pérdida de peso inexplicada como el aumento repentino pueden ser las primeras señales de diabetes en mascotas. Otro factor es un cambio drástico en su comportamiento. Observá si tu perro gato muestra una sed y micción excesivas. Si notás que tu mascota bebe más agua de lo habitual y, como consecuencia, orina con mayor frecuencia, podría ser una señal de alerta.

Problemas oculares con mi mascota: ¿es indicio de diabetes?

La diabetes también puede afectar los ojos de tus mascotas. La formación de cataratas es común en perros diabéticos, mientras que los gatos pueden experimentar cambios en la visión. Si detectás opacidad ocular o cualquier cambio en el comportamiento visual de tu mascota, consultá a tu veterinario de inmediato.

Además, estos animales son más propensos a infecciones cutáneas. La piel seca y la falta de brillo en el pelaje también son indicios posibles de la presencia de diabetes.

Monitoreo de la actividad y energía en Mascotas Diabéticas

La diabetes puede afectar la energía y vitalidad de tu mascota. Si ves que tu perro o gato parece más cansado, letárgico o tiene dificultades para participar en actividades que antes disfrutaba, esto podría indicar un problema de salud subyacente.

La mejor manera de confirmar la presencia de diabetes es programar chequeos regulares con el veterinario. Los análisis de sangre y la evaluación clínica permitirán un diagnóstico preciso.

Freepik.

Qué hacer si mi mascota tiene diabetes

En caso de confirmación, tu veterinario diseñará un plan de tratamiento adaptado a las necesidades específicas de tu perro o gato.

  • Inyecciones regulares de insulina: la insulinoterapia es la piedra angular en el control de la diabetes canina y felina.
  • Alimentación adecuada
  • Ejercicio regular
  • Es probable que las hembras deban ser castradas

Temas de esta nota:

SALUDMASCOTAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

3