lunes 26 de febrero de 2024 - Edición Nº1909

País

Declaraciones

Estela de Carlotto anticipó que “Villarruel no podrá cerrar la ex ESMA”

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo señaló: “Hemos luchado contra lo peor, contra las armas que nos aputaban en la plaza, contra las corridas y las ofensas".



En declaraciones radiales, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, expresó que hay que “respetar” la voluntad popular tras la victoria de Javier Milei en el ballotage del domingo, al tiempo que anticipó que cuando asuma el presidente electo Javir Milei le solicitará una audiencia para que se entere cómo trabajan y qué necesitan.

“El pueblo votó a una persona en la que nosotros no creemos, pero como el soberano votó, el respeto hay que tenerlo. Tenemos que seguir trabajando y luchando cuando Javier Milei tome el mando real le vamos a pedir, como les hemos pedido a todos los presidentes. Queremos una audiencia para que se entere cómo trabajamos y que necesitamos”, enfatizó la dirigente de derechos humanos.

También recordó: “Peleamos durante la dictadura, y ahora con el reconocimiento nacional e internacional, vamos a pasar esta etapa que es una de las tantas malas que pasamos”, mientras que a las Abuelas “no le van a fallar las tareas porque se elija un presidente extraño”.

En cuanto a la reunión que tendrá lugar este miércoles entre la actual vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y quien será su sucesora, Victoria Villarruel, fue categórica: “No me la puedo imaginar”.

“Son dos personas inteligentes, Cristina ya sabemos quién es, y a Victoria le encanta hablar mal de mí, pero no me afecta porque ya pasó. Lo más importante es sostener el espacio que tiene Abuelas para que no se cierre. También queremos que siga funcionando la Secretaría de Derechos Humanos, y que la ex ESMA sea respetada como espacio porque fue reconocida por la Unesco”, anexó.

En cuanto a este último, sostuvo que la vicepresidenta electa “no va a poder cerrar la exESMA, porque es un monumento histórico internacional”, y porque el trabajo que los organismos de derechos humamos desarrollan allí “es garantía para que no se toquen”.

“Hemos luchado contra lo peor, contra las armas que nos apuntaban en la plaza, contra las corridas y las ofensas”, además, en estos 45 años, “hemos traído nietos del exterior, y conseguido estrategias sanas para que los nietos conozcan su identidad”, cerró.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

3