martes 05 de marzo de 2024 - Edición Nº1917

#DeTodoUnPoco

Lado B

De lavar copas en Saladillo a ser el bartender elegido por Messi ¿Quién es Ramiro Ferreri?

Trabaja desde muy chico, y un día armó el bolso y se vino a Buenos Aires a perseguir sus sueños. Creó un disruptivo proyecto que lo llevó a trabajar para los Rolling Stones, Barak Obama y el capitán argentino.



Si trabajar y vivir de lo que uno ama hacer es el camino al éxito que persigue cualquier soñador, Ramiro Ferreri puede darse el gusto de decir que encontró el suyo. Ese que ni siquiera imaginaba a los 13 años cuando lavaba copas en su Saladillo natal o que, sin saberlo, empezó a gestar cuando -ya adolescente- comenzó con sus primeros trabajos en una barra.

Ferreri quería volar. Y cuando llegó al techo de lo que la gastronomía y coctelería le podían ofrecer en su pequeña ciudad, a los 18 años se fue a Buenos Aires para desplegar las alas por completo. Crobar, Opera Bay, Club Araoz y La Cigale fueron los primeros bares porteños en los que empezó a foguearse. Con el tiempo, pasó a formar parte del catering CUK3 que, según define, "fue el primer laboratorio de cocina en Sudamérica", en donde aplicaba a la gastronomía técnicas de química para crear cocina molecular, que por entonces estaba de moda.

Durante esa experiencia, fue haciendo amigos y conectándose con colegas que lo ayudaron a nutrirse sobre el arte de las bebidas, su elaboración y la historia de los cócteles.

A los 18 años, el bartender Ramiro Ferreri se instaló en Buenos Aires para crecer dentro del mundo de la gastronomía y coctelería. Foto: prensa gin Bulldog.

La hospitalidad, la puesta en escena y la estética fueron los tres pilares en los que siempre se paró Ferreri para construirse como bartender. Y con esos mandamiento como base, sumado a todo lo que había aprendido, en 2012 creó RF, una compañía con la que lleva coctelería de vanguardia y sofisticada a fiestas o eventos sociales en formato de bar. "No hacía tantos cocteles clásicos ni muy alcohólicos, entonces generaba que quizás las personas que no estaban muy adentradas en el mundo de la coctelería y de las bebidas alcohólicas, se interesen y se sorprendan. De esa forma, creamos una ocasión de consumo diferente dentro de un evento", cuenta sobre su disruptivo proyecto, que fue una inspiración para otros. "Mi empresa ha dado mucho que hablar y otras empresas se vieron inspiradas a cambiar sus bares", asegura.

RF traspasó las fronteras y desde hace seis años se instaló en Uruguay, mientras que en 2022 arribó a las Islas Baleares, en España. Pero en 2017, la compañía vivió un capítulo especial en toda su trayectoria: se encargó de la barra del casamiento de Lionel Messi y Antonela Roccuzzo.

"Si bien yo tenía como clientes a Carlos Tevez, al Pocho Lavezzi, ya habíamos trabajado para los Rolling Stones, habíamos hecho el comité de bienvenida de Barak Obama en el CCK cuando visitó el país... Estábamos súper contentos por todo lo que se venía dando. Pero creo que la boda de Messi es una de las cosas que más me marcó a mi y a la empresa", asegura el artista del cóctel.

En 2012, Ramiro Ferreri creó RF, una empresa que monta bares con coctelería de vanguardia en fiestas y eventos sociales. Foto: Instagram @rfciadebareseneventos.

Para ese evento, Ferreri armó su propia selección con bartenders con los que venía trabajando y, a modo de agradecimiento por haberle enseñado y ayudado, sumó a colegas con los que aprendió en sus primeros años como profesional en Buenos Aires.
"Estar trabajando siempre en eventos sociales es algo muy íntimo de las personas, es un momento que la mayoría de las veces no se vuelve a repetir. Y en el caso de Messi fue asombroso", cuenta Ferreri, que junto a su equipo se instaló un día antes en Rosario y empezó a ajustar cada detalle para que todo salga según lo planificado.

Si bien confiesa que no hubiese pedido sacarse ninguna foto porque no es su "estilo", Ferreri se llevó de aquella noche un recuerdo imborrable. "Después de la ceremonia, cuando comienza el cóctel de recepción, (Ezequiel) Lavezzi, (Gonzalo) Higuaín, (Javier) Mascherano, se acercan al bar y les empezamos a servir unas bebidas. A los pocos minutos se acerca Leo (Messi), tengo la suerte de atenderlo, le estrecho la mano, lo saludo, lo felicito y le digo que se va a tomar el mejor cóctel de su vida", cuenta. Y continúa: "Le serví un cóctel como medio tropical, que era a base de ron, amaretto, ananá y jengibre. Se mostró agradecido".

Temas de esta nota:

HISTORIASLADO BMESSIBARTENDER

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

3