viernes 23 de febrero de 2024 - Edición Nº1906

País

Elecciones 2023

Las PASO y el mar de incertidumbres del día después

El país se encamina este domingo al primer peldaño de la escalada electoral que en octubre o noviembre (con eventual segunda vuelta) definirá nuestros destinos por los próximos cuatro años, en medio de un escenario demasiado convulsionado por los hechos de violencia de los últimos días.



Inevitablemente y con el correr de las horas, los efectos de este coctel se harán sentir, sobre todo en los mercados, por lo que las expectativas del soberano se cifran más que en el resultado electoral, en las consecuencias del mismo en medio de un montaje nacional sin paragón, con una oferta exorbitante de pre candidatos: 27 que anhelan llegar a la Rosada y en tanto 6.400,  las precandidaturas que se presentan para cubrir 197 cargos en el Congreso y el Parlasur. 
En ese marco, y a los modelos contrapuestos de país que proponen unos y otros candidatos, se le suma otro protagonista no menos preocupante: el voto en blanco, que innegablemente se hizo sentir en la antesala de las elecciones provinciales, y que alcanzó un elevado e histórico porcentaje, paradójicamente un vacío a 40 años de la vuelta a la Democracia.
 
Por si este panorama no hubiera alcanzado para elevar la tensión reinante, hacia el interior de cada sector político quedó expuesto un resquebrajamiento que por momentos alcanzó picos. ¿Y la ciudadanía? Espectadora de las rencillas y expectante de propuestas que en algunos casos no llegaron.
Capítulo aparte, el poco a nulo aporte de las encuestas que parecen estar más desenfocadas que nunca, tras sucesivos relevamientos fallidos en las últimas elecciones presidenciales (siendo el caso de las PASO 2019 el que tuvo las mayores repercusiones) y hasta en sufragios realizados en otros países.
Así, y mientras pre candidatos y pre candidatas permanecían concentrados en el propio ombligo, la campaña terminó de forma abrupta, cuando emergieron los problemas reales de la ciudadanía de a pie, corriendo el velo de la fantasía de followers y desafíos de redes, y abriendo otra herida tras la muerte de Morena Domínguez, una niña de 11 años que fue atacada a golpes por motochorros en el partido bonaerense de Lanús.
La mayoría de los postulantes, que todavía no había puesto punto final a sus actividades proselitistas, se hicieron eco del trágico crimen y dieron por terminada la campaña sin actos ni recorridas.  A la muerte de la niña se sumó el jueves la del militante de izquierda Facundo Molares Schoenfeld en las inmediaciones del Obelisco porteño, luego de que la Policía de la Ciudad reprimiera una manifestación de agrupaciones políticas y sociales de la que él participaba. Otra vez el velo se corrió para mostrar los resultados de los extremos. Y el silencio que sobrevino envuelto en la veda electoral….
Y así, con esa sensación de que “algo más puede pasar”, se terminó el tiempo preelectoral y la verdad se encuentra a unas horas.
El próximo lunes empezará otra historia que por estas horas arroja gritos de incertidumbre, sobre todo si las PASO no salen como el mercado espera, sin tener tampoco certezas de cuáles serían las condiciones o resultados que deberían darse para alcanzar un acuerdo que permita llegar a la orilla, que hoy es octubre/noviembre.
Múltiples especulaciones se abren, entonces a partir de los resultados de este domingo: algunos tejen por ejemplo el hecho de que Bullrich/Larreta o Milei sean el candidato más votado, o Massa derrumbe las encuestas, o el camino invertido. Lo cierto es que, vertiginoso asoma un domingo que depende de un electorado que también pondrá a valer en las urnas, la memoria o la desmemoria. 
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

3