viernes 23 de febrero de 2024 - Edición Nº1906

#DeTodoUnPoco

Mirá vos

Cuántas frutas y verduras recomienda consumir al día la OMS

El Organismo Mundial de la Salud brindó una serie de consejos para tener una alimentación saludable y poder prevenir enfermedades.



El Organismo Mundial de la Salud emitió una serie de consejos con el objetivo de reducir el riesgo de aumento de peso no saludable y de enfermedades relacionadas con la alimentación, como la diabetes tipo 2, las enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer.

"La composición exacta de una alimentación variada, equilibrada y saludable estará determinada por las características de cada persona (edad, sexo, hábitos de vida y grado de actividad física), el contexto cultural, los alimentos disponibles en el lugar y los hábitos alimentarios. No obstante, los principios básicos de la alimentación saludable siguen siendo los mismos", sostienen desde el Organismo.

En el caso de los adultos, el consumo de verduras y frutas recomendado es de 400 gramos al día y 25 gramos de fibra alimentaria natural al día.

Mientras que los niños deberían ingerir, si tienen de dos a cinco años, al menos 250 gramos al día de verduras y frutas; de seis a nueve años, al menos 350 gramos al día y 10 años o más, al menos 400 gramos al día.

Para la fibra alimentaria natural, las recomendaciones de la OMS son que los niños de dos a cinco años consuman al menos 15 gramos al día; los de seis a nueve años, al menos 21 gramos al día; y los de 10 años o más, al menos 25 gramos al día.

Para mejorar el consumo de frutas y verduras es recomendable:

-incluir verduras en todas las comidas
-como tentempiés, comer frutas frescas y verduras crudas
-comer frutas y verduras frescas de temporada
-comer una selección variada de frutas y verduras

Reducir el consumo total de grasa a menos del 30% de la ingesta calórica diaria contribuye a prevenir el aumento insalubre de peso entre la población adulta (1, 2, 3).

Además, para reducir el riesgo de desarrollar enfermedades no transmisibles es preciso:

-limitar el consumo de grasas saturadas a menos del 10% de la ingesta calórica diaria
-limitar el consumo de grasas trans a menos del 1%
-sustituir las grasas saturadas y las grasas trans por grasas no saturadas (2, 3), en particular grasas poliinsaturadas.

Temas de esta nota:

SALUDALIMENTOSCIENCIASALUDABLES

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

3