viernes 01 de julio de 2022 - Edición Nº1304

Municipios

Gestión

El intendente de Trenque Lauquen anunció una inversión de $59,5 millones para obras del sector industrial

Miguel Fernández anunció que el municipio de Trenque Lauquen recibió una ayuda no reembolsable del ministerio de Desarrollo Productivo de Nación por 59,5 millones de pesos para intervenir el Sector Industrial Planificado (SIP) de la ciudad.



Con los fondos asignados por Nación, dijo el Intendente, el objetivo es llevar adelante obras de infraestructura en el SIP que incluyen: mejoramiento del pavimento de la calle central; mejorado con estabilizado en las calles laterales, cordón cuneta, desagües pluviales, Iluminación, cámaras de seguridad, garitas de vigilancia, y la playa de maniobras.

“Este desembolso de ayuda no reembolsable de Nación tiene una larga historia, no es producto de una casualidad o de un arranque de un día para el otro, sino que nos marca un recorrido muy largo de distintas situaciones a través de la historia del Sector Industrial Planificado que nace allá por el año 1998”, comentó el Intendente Fernández.

Fernández consideró que “en el SIP hay un poco de todo y en aquel entonces faltó algo de planificación, pero siempre hay que verlo en la perspectiva de que estamos hablando de 1998, quiere decir que la historia siempre hay que revisarla en los contextos que se dieron y ese SIP fue creciendo y aparecieron nuevas necesidades”.

Asimismo recordó que “en 2013 el gobierno (municipal) de Raúl Feito consiguió también una ayuda no reembolsable para el Sector Industrial Planificado para una serie de obras, que algunas se terminaron y otras no se concluyeron, y cuando nosotros asumimos (2015-2016) nos encontramos con algunas dificultades, entre ellas el Sector Industrial donde existía la necesidad de poder hacer una segunda etapa de ese mejoramiento del sector”.

En este sentido recordó que “la primera dificultad con la que nos encontramos es que la rendición de esa ayuda no reembolsable de 2013 no estaba cerrada, lo cual nos complicó para volver a pedir una ayuda no reembolsable”.

El intendente también recordó que: “Allá por 2017 pudimos cerrar la rendición haciendo devolución de fondos que parecían imposibles de rendir porque las facturas que nos pedían no las podíamos encontrar por ningún lado y después de un trabajo de casi dos años, y de devolver un monto de 28.000 pesos, pudimos cerrar la rendición, y eso nos habilitó para pedir una nueva ayuda no reembolsable”, sostuvo Fernández.

“Producto de estas demoras y quizás también de una falta de oído al pedido, en aquel entonces la cosa no prosperó y por eso después volvimos a presentar el proyecto”, agregó.

Y explicó que “para que estos proyectos prosperen deben haber sido priorizados primero por la Provincia, y por eso el año pasado tomé contacto con el ministro Augusto Costa, quien facilitó poner el proyecto dentro de las prioridades de la Provincia y así logramos que Nación accediera a finalizar el trámite iniciado y hacer este desembolso”.

Tras agradecer a Nación y Provincia, a los funcionarios municipales y al Honorable Concejo Deliberante que lo acompañaron en el proceso, Fernández señaló que “esto ha sido producto de un trabajo muy silencioso, muy metódico y de muy bajo perfil para poder cumplir con cada una de estas etapas y llegar a este logro”.

El jefe comunal contó que “la primera etapa de este proyecto que tuvo varios reajustes de precios producto de la inflación, va a ser ejecutada a través de tres modalidades: Algunas obras se harán mediante licitación pública (por los montos), otras por licitación privada y en otros ítems será por contratación directa y tenemos un plazo de ocho meses para concretar estas obras”.

En cuanto a los próximos pasos, el Intendente señaló que “una vez que terminemos esto y tengamos todo rendido hasta el último centavo, empezaremos a trabajar para encarar una segunda etapa para seguir dotando al SIP de más infraestructura como puede ser la planta de rebaje de gas”.

Fernández recalcó que “hoy necesitamos priorizar esto porque el SIP debe renovarse en el REMPI (Registro Nacional) cada tres años y las exigencias en la actualidad son muy distintas a las que existían y nos obliga a hacer este tipo de intervenciones para poder mantener la inscripción vigente”.

Ante la consulta concreta sobre la obra de la planta de rebaje de gas en el SIP, Fernández reconoció que “es necesaria pero primero hay que priorizar estas obras para mantener la inscripción del SIP en el REMPI” y recalcó que con todo esto el objetivo del Departamento Ejecutivo es promover la regularización de la actividad industrial, como se ha hecho en otras áreas, según lo marcan las reglamentaciones de Nación y Provincia.

“Va a venir el gas pero será seguramente en la próxima etapa”, subrayó Fernández.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

3