viernes 20 de mayo de 2022 - Edición Nº1262

País

ANIVERSARIO

Evita: A 103 años del nacimiento de la mujer más importante de la política argentina

El 7 de mayo se cumple un nuevo aniversario del natalicio de Eva Duarte de Perón, la mujer que en poco tiempo logró consolidarse como la primera presencia femenina fuerte en la política local, al mismo tiempo en que se convirtió en una referenta de las discusiones por la igualdad.



En tanto sólo siete años de actividad política, Eva Perón se convirtió en una de las figuras más improtantes y revolucionarias de la historia argentina. Su aparición además representó la irrupción de la mujer en los espacios de poder. Por eso, uno de sus logros más destacados fue la promulgación de la ley de sufragio femenino (Ley N.º 13.010), sancionada el 9 de septiembre de 1947. La normativa, también conocida como "la Ley Evita", otorgaba el derecho y habilitaba a todas las mujeres de la Argentina a votar.

Desde entonces, Evita simbolizó para muchos la primera presencia femenina fuerte en la política local y se convirtió en una referente para las discusiones en relación a la igualdad entre mujeres y hombres. Pero esto no sólo tenía que ver con la elección de representantes, sino también con dar lugar para que las mujeres ejercieran sus derechos y  militen en política. 

Pero lo que para un sector de la sociedad representaba un logros y conquistas, para otra parte -la oligarquía argentina- todo lo que promoviera “esa mujer” era una amenaza. Por eso, llevaron adelante númerosas campañas que pretendían desprestigiarla. Sin embargo, cada uno de los intentos resultaron inutiles: Eva Perón, con su carisma y capacidad de liderazgo, ya tenía asegurado su lugar en la memoria colectiva.

 

Sus causas principales

Eva Duarte nació en Los Toldos, Provincia de Buenos Aires, el 7 de mayo de 1919. Fue actriz e incursionó en la radiofonía de esa época. Conoció a Juan Domingo Perón en 1944, durante un acto solidario para ayudar a  las víctimas del terremoto de San Juan  ese mismo año.

Luego de casarse con Perón, Evita se convirtió en una pieza clave dentro del movimiento peronista. Pero la lucha de Eva no representó sólo cuestiones de género, sino que también le dio lugar a todos los sectores que históricamente habían sido postergados. Así fue que logro ganarse el apodo de “Abanderada de los Humildes”.

Al respecto, en julio de 1948 se creó La Fundación Eva Perón. Estaba presidida por ella misma y se dedicada a la asistencia social. Con esta fundación se concretaron nuevos hogares, escuelas, hospitales, la famosa Escuela de Enfermeras y proveedurías de alimentos.

Otro de los proyectos también encabezado por Evita y que permitió que el movimiento abarque y crezca en el territorio, fue el Partido Peronista Femenino. Creado el 29 de julio de 1949, surgió en el marco de la primera asamblea organizativa del Partido Peronista.

Se trató de un partido de integración social con el fin de que incluyera a un grupo específico y constituya una respuesta organizativa al desarrollo de las políticas de masas. Según las investigaciones de la historiadora Julia Rosemberg, “el Partido Peronista Femenino fue, junto a la Fundación, el pilar central en la construcción de poder de Eva Perón”. 

 Asimismo, Rosemberg señala que este nuevo espacio era absolutamente vertical debido a que la conducción residía en Evita y a ella respondían de manera directa o indirecta todas las militantes.

“Eva eligió personalmente a veinticuatro delegadas, cada una de ellas a cargo de una provincia, y luego subdelegadas que controlaban porciones de territorio más pequeñas, lo que les permitió avanzar por todo el mapa nacional”, aseguró.

 

Últimas palabras

El último discurso público de Eva Perón fue el 1 de mayo de 1952, algunos meses antes de morir. Fue durante el acto realizado en Plaza de Mayo para conmemorar el Día de los Trabajadores. Su estado de salud era ya muy delicado, pero de todos modos, tomó la palabra.

En la última parte de su intervención, quiso dejar un mensaje a sus compañeros. Allí  les pidió que “estén alertas”.

"El enemigo acecha. No perdona jamás que un argentino, que un hombre de bien, el general Perón, esté trabajando por el bienestar de su pueblo y la grandeza de la Patria”, sostuvo.

Y luego agregó: “Los vendepatrias de dentro, que se venden por cuatro monedas, están también en acecho para dar el golpe en cualquier momento. Pero nosotros somos el pueblo y yo sé que estando el pueblo alerta somos invencibles porque somos la Patria misma”.

Finalmente, como consecuencia de un cáncer, Evita falleció el 26 de julio de 1952, a la edad de 33 años.

 

Temas de esta nota:

PERONISMOPERONEVITA

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: