sábado 21 de mayo de 2022 - Edición Nº1263

País

POLÍTICA

Se cumplen 19 años del triunfo de Néstor Kirchner en las presidenciales de 2003

Con el 22% de los votos, el candidato proveniente del sur logró convertirse en Presidente de la Nación luego de que su contrincante, Carlos Menem, se bajara del ballotage.



El 27 de abril se cumplen 19 años desde que Néstor Kirchner logró convertirse en presidente de la Nación con el 22% de los votos y luego de que su contrincante, Carlos Menem, decidiera no participar en la segunda vuelta electoral.

A pesar de su gran trayectoria política en el sur patagónico como intendente de Rio Gallegos y tres veces gobernador de la provincia de Santa Cruz, Kirchner representó la figura de un candidato desconocido para el resto del país y en el que no se depositaban muchas expectativas.

Es que el clima económico, social y político no transitaba las mejores condiciones: los años previos basados en las políticas neoliberales del menemismo y el estallido del 2001 durante el gobierno del radical Fernando de la Rúa, todavía generaban estragos en la sociedad. Para ese entonces, la deuda con el FMI ascendía a los 178.000 millones de dólares y la Argentina contaba con uno de los índices de pobreza y marginación social más altos de su historia.

Durante esos años Eduardo Duhalde estaba a cargo del gobierno interino, pero por las dificultades que atravesaba su gestión decidió adelantar las elecciones presidenciales. La fecha elegida fue el 27 de abril y desde el peronismo se presentaron tres candidatos: el ex presidente Carlos Menem; el gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner y el ex gobernador de San Luis, Adolfo Rodríguez Saá.

En esas elecciones también estuvieron Elisa Carrió como candidata de Afirmación para una República Igualitaria; Ricardo López Murphy por Recrear para el Crecimiento y Leopoldo Moreau por la Unión Cívica Radical. Por su parte, Patricia Walsh fue por Izquierda Unida y Alfredo Bravo por el Partido Socialista.

Durante la primera vuelta la fórmula encabezada por Carlos Menem obtuvo el mayor porcentaje de votos y se ubicó por delante del Frente para la Victoria, que había obtenido 4.312.517 votos, es decir, tan sólo el 22,24% del total. Como consecuencia, la lista de Néstor Kirchner y Daniel Scioli debía presentarse a ballotage contra el ex presidente.

Sin embargo, luego de que las encuestas indicaran la posibilidad de una amplia derrota para Menem, el riojano decidió darse de baja y el 14 de mayo anunció que no se presentaría en segunda vuelta. De esta manera, Kirchner fue declarado presidente electo y asumiría el 25 de mayo de 2003.

 

El gobierno de Kirchner


“A mí me tocó ser el presidente de la historia votado solamente por el 22,7% de los ciudadanos, pero la tasa de desocupación era del 27%, es decir que era más alta la tasa de desocupación que los votos que obtuve”, expresó Néstor Kirchner durante una de sus últimas intervenciones como presidente y con la intención de contextualizar la situación de la Argentina que había heredado en 2003.

Apenas asumió, Kirchner había decidido enfrentar firmemente la situación compleja del país e impuso un ritmo tan diferente a las medidas anteriores que con el tiempo logró ganarse la confianza de su electorado. Pero para eso la conformación de su equipo de gestión fue fundamental, por lo que convocó a un gabinete integrado específicamente por políticos jóvenes de su absoluta confianza y ajenos a los círculos de poder tradicionales.

Otra de las características fundamentales de su gestión tenía que ver con las nuevas prioridades que sumó a la agenda política y que con el tiempo se convirtieron en las principales banderas del kirchnerismo. Entre ellas se encuentran la defensa de los derechos humanos; la lucha contra la corrupción y la revisión de las políticas económicas neoliberales.

Sobre esto último, durante el gobierno de Néstor Kirchner el papel del Estado respecto a la economía fue mucho más amplió, por lo que decidió llevar adelante proyectos para la  estatización de Aerolíneas Argentinas; Correo Argentino; Astillero Río Santiago y la creación tanto de ENARSA, como de AySa.

Además, desde 2003 a 2007 el país registró un importante crecimiento económico a partir de logros que su gestión había desarrollado, de los que se destacan:

  • Más de 5 años de crecimiento sostenido a un promedio superior al 8% anual;  el período más largo de crecimiento de los últimos 100 años.
  • Equilibrio macroeconómico en el área fiscal y externa: Superávit gemelos inéditos: superávit primario de 3% del PIB en promedio y un saldo positivo en la cuenta corriente de la balanza de pagos, que promedió un 4,8% del producto.
  • El superavit fiscal se mantuvo a lo largo de 5 años en torno al 3,2% del PBI.
  • Tipo de cambio real competitivo y estable que favoreció la producción y el empleo.
  • Reservas internacionales: pasaron de U$S 14.000 millones en el 2003 a U$S más de U$S 50.000 millones en el 2007 y se mantuvieron por encima de los U$S 45.000 millones
  • Se duplicaron las exportaciones y se diversificó su composición. En el 2007 superaron los  U$S 55.000 millones.
  • La recaudación alcanzó máximos históricos hasta ese momento.
  • Más inversión. Mientras que en plena crisis la tasa de inversión era del 11%, en el 2007 superó el 23%  del PBI. La inversión pública creció a tasas anuales superiores al 50 por ciento y el 2008  batió récords en materia de porcentaje de PBI en inversión pública.
  • Desendeudamiento. La Argentina salió del default reestructurando su deuda por más de U$S67.000 millones y canceló la deuda con el FMI. La deuda externa que en el 2003 representaba el 130% del PBI en 2007 era inferior al 50% del PBI.

 

 El recuerdo de Cristina

 (Fuente: Twitter)

Por su parte, a través de sus redes sociales, este miércoles Cristina recordó el aniversario de las elecciones de 2003. En ese sentido, la ex presidenta compartió una foto de su compañero y expresó:

“Con más desocupados que votos, pero con el coraje, la inteligencia, las convicciones y una entrega infinita para levantar a la Argentina. Néstor Kirchner, en el corazón del pueblo argentino”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: