martes 25 de enero de 2022 - Edición Nº1147

Legislativas

Pandemia

Piden informes por las demoras en los centros de vacunación

El diputado provincial de Juntos, Daniel Lipovetzky, denunció por sus redes sociales la desordenada situación que vivió acompañando a su hija a vacunarse con la tercera dosis. “Es necesario prevenir aglomeraciones y las olas de calor”, manifestó



El diputado provincial de Juntos, Daniel Lipovetzky, estuvo el lunes en uno de los centros de vacunación de COVID-19  en la ciudad de La Plata, acompañando a su hija, quien se aplicó la tercera dosis de la vacuna, y denunció situaciones dramáticas que se vivieron durante una hora y media esperando vacunarse. 

El legislador de Juntos por el Cambio relató, mediante sus redes sociales, que estuvo una hora y media esperando, como el resto de la gente, en un día con temperaturas muy elevadas a pleno rayo de sol, sin reparos, sin asientos para descansar durante la espera, sin ni siquiera un vaso de agua para hidratarse, sin contemplaciones para las personas de riesgo, y con una falta de organización que rozaba lo atroz.

Ante este panorama, Lipovetzky, elevó un pedido de informes al Ejecutivo Provincial, a fines de esclarecer toda cuestión pertinente a los protocolos necesarios para prevenir aglomeraciones y las olas de calor al momento de la espera del turno de vacunación en los centros dispuestos por la provincia de Buenos Aires.

En una de sus declaraciones, con una enorme indignación, el Diputado dijo lo siguiente: “Si quieren estimular que la gente se vacune, no es con restricciones sino facilitando que la sociedad pueda vacunarse, obviamente, esta situación es todo lo contrario, ya que si la gente vive esto, no se vacuna. Realmente fue un sufrimiento. Gente descompuesta, adultos mayores yéndose porque no aguantaban más, chicos llorando por el calor”.

Y concluyó: “En vez de restringir libertades con el pase sanitario, Kicillof debería dedicarse a facilitarle a toda la comunidad que se pueda vacunar en condiciones normales y cuidadas.”

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: