sábado 27 de noviembre de 2021 - Edición Nº1088

Provincia

Política

Médicos de la PBA realizarán un paro el viernes e instalarán una carpa en la Gobernación

A través de un comunicado, la CICOP indicó que las asambleas que se llevaron adelante en hospitales y centros de salud expresaron su voluntad de sostener con fuerza el reclamo de reapertura de paritarias.



Tras el Congreso del gremio, la entidad gremial resolvió realizar un paro con movilización a la Casa de Gobierno en La Plata este viernes 12, donde levantarán la carpa. Además, el jueves 18 también llevarán a cabo una huelga con asambleas para definir los pasos a seguir.

"Continúa el conflicto en salud", señalaron en un comunicado que compartimos a continuación:

El viernes pasado sesionó nuestro Congreso Provincial de Delegadxs, en donde se resolvió por amplia mayoría dar continuidad a las medidas de fuerza con paros y movilizaciones. Las asambleas que se llevaron adelante en hospitales y centros de salud expresaron su voluntad de sostener con fuerza el reclamo de reapertura de paritarias y por un justo reconocimiento a todo el equipo de salud.

En tal sentido, se aprobaron acciones gremiales para las próximas dos semanas con paros activos de 24hs. El viernes 12 con una movilización provincial a la Casa de Gobierno en la ciudad de La Plata (concentración 10:30hs en Plaza Moreno) y el jueves 18 con asambleas y acciones locales.

Por el momento, el gobierno ha tomado la decisión unilateral de aumentar nuestros salarios un 46,5% al mes de noviembre. Todo indica que el proceso inflacionario continúa con una aceleración que sobrepasa ampliamente estos porcentajes y para cerrar el año será necesaria una propuesta salarial superior que no solo permita defender el poder adquisitivo en este contexto adverso, sino también recomponer los salarios de nuestro sector, históricamente relegados y que luego de la pandemia deberían pegar un salto significativo, acorde a la tarea realizada durante el último período.

Un reconocimiento adecuado al personal de salud debe contemplar también avances concretos en los temas planteados por nuestra organización sindical en cuanto a condiciones laborales, ampliación de derechos y efectivizar derechos ya adquiridos como es el régimen previsional de desgaste laboral. De igual modo, debe avanzar el proyecto que hemos elevado al Ministerio de Salud para el pase de ley -sin concurso y respetando antigüedad- de todos los profesionales que al día de la fecha permanecen en la 10.430.

Además, está pendiente la concreción de un nuevo reglamento de residentes con plenos derechos laborales y una estructura formativa sólida que permita mejorar la calidad de la capacitación en servicio.

 

Se debe priorizar la deuda interna

Si bien hay algunos datos que muestran reactivación de la economía, nada de eso se ve reflejado aún en la vida cotidiana de lxs trabajadorxs. El congelamiento de precios de los alimentos básicos, y ahora también de los medicamentos, son medidas necesarias para que los beneficios de una reactivación luego de la pandemia no queden en manos de sectores concentrados que especulan y remarcan precios irresponsablemente para sostener elevadas tasas de ganancias a cualquier costo.

Pero son medidas que deben tomarse con firmeza y ser parte de un programa económico social para que la crisis la paguen las corporaciones y los acreedores externos y no los trabajadores y sectores populares. Para que los congelamientos tengan efectos positivos en el bolsillo de los sectores populares también deben estar acompañadas de paritarias libres para negociar salarios que aún siguen siendo bajos.

Para recomponer salarios y superar la crisis económica y social, será indispensable que el gobierno priorice la deuda interna y no las exigencias del Fondo Monetario Internacional. Con dicho organismo nuestro país contrajo la deuda más grande de la historia en el marco de una nueva estafa, resignando soberanía e hipotecando la vida de varias generaciones.

La lucha por mejorar los salarios es parte de la gran pulseada distributiva que hoy vive nuestro país y que tendrá, luego del proceso electoral, un nuevo capítulo en la discusión del presupuesto 2022, en donde volveremos a reclamar un aumento significativo en el área de la salud pública en el cual estén contemplados salarios dignos, nombramientos, insumos y la infraestructura necesaria para garantizar el derecho a la salud de toda la población.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: