lunes 26 de julio de 2021 - Edición Nº964

Provincia

Nuevo Informe

Economistas bonaerenses del FdT aseguran que están dadas las condiciones para una “recuperación vigorosa”

Además resaltan el crecimiento del 2,5% del PBI y el descenso en la tasa de desempleo. Celebran que la expansión de la actividad este apalancada por la inversión, pero advierten que, si no se dinamiza el consumo interno, la recuperación será más lenta.



El equipo económico que trabaja en el ámbito del Frente de Todos bonaerense publicó su informe número cinco, en el que analizan el desempeño de la economía durante los primeros cinco meses del año y trazan un panorama esperanzador de cara a lo que resta de 2021.

Con el plan de vacunación avanzando a paso acelerado y las principales variables macroeconómicas recuperándose tras el impacto de la pandemia, los autores del documento sostienen que están dadas las condiciones para una recuperación vigorosa.

El equipo está conformado por el ex viceministro de Economía de la Nación y actual secretario administrativo del Senado provincial, Roberto Feletti; el ex senador de la provincia de Buenos Aires y actual director General de Planificación Estratégica de la Cámara alta bonaerense, Juan Manuel Pignocco; el ex titular de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), Martín Di Bella.

También por el ex director Nacional de Programación Económica del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas de la Nación, Horacio Rovelli, el contador Diego Perrella y la Dra. Érica Pinto. Además, en esta oportunidad el informe cuenta con la colaboración de la ex ministra de Hacienda y Finanzas de la Provincia de Buenos Aires y actual secretaria de Provincias del Ministerio del Interior de la Nación, Silvina Batakis.

 

A continuación, las principales conclusiones del trabajo:

 

  • Cuando se compara el cierre del primer trimestre de este año con el primer trimestre del 2020 -que fue el único sin virus con el que se gobernó hasta ahora-, vemos que el PIB experimentó un crecimiento interanual del 2,5%, el mayor registro positivo trimestral en los últimos tres años. Además, la tasa de desempleo frenó la curva ascendente que presentaba desde 2016 y presentó una leve baja interanual de 10,4% a 10,2%.

 

  • Al desagregar el número del crecimiento del primer trimestre, se observa que el “conductor” del crecimiento de la demanda agregada fue la Inversión. Este componente presenta una variación interanual positiva del 38,4%, acompañada de una mejora en las Exportaciones del 1,2%, con estancamiento en el Consumo Privado del -0,7% y en el Consumo Público del -0,5%.

 

  • Relevando otros indicadores del comportamiento de la inversión, se advierte que los mismos corroboran el efecto positivo. La variación interanual (1T2020/1T2021) de las importaciones de Bienes de Capital fue del 41,6%. La industria (32,8%) y la construcción (97,6%) expresan repuntes significativos. Estos números confirman que la dinámica de los agentes económicos tiende a fluir por carriles diferenciados de los reclamos de la cúpula empresarial, en nítido conflicto con el Gobierno.

 

  • La actividad del sector privado descansa en los planes de negocios de las 120.000 empresas medianas que actúan en el mercado argentino. Habría que estudiar una acción positiva del Estado sobre esta franja empresarial que la constituya en un actor importante de las definiciones de políticas públicas.

 

  • La relación de cuánto disminuye el desempleo ante un crecimiento del PIB (elasticidad empleo/PIB) ha sido baja. Cada punto de crecimiento del PIB reduce sólo un 3,3% el número de desocupados.

 

  • Esto lo explica el hecho que el “conductor” del crecimiento fue la Inversión, que representó al cierre del 1er Trimestre de 2021 el 15,8% del PIB respecto del Consumo Privado, que es el 56,2%, y el Consumo Público, que alcanza al 11,0%. Una expansión basada en el consumo privado y público no sólo representará una tasa de crecimiento bruta más elevada, sino que mejorará la relación empleo/PIB bajando la desocupación en forma más acelerada.

 

  • Es muy positivo apreciar la expectativa favorable en un conjunto relevante del empresariado, pero no debe minimizarse el efecto positivo de los estímulos a la demanda y la política de ingresos sobre el apalancamiento del crecimiento económico.Un conductor de crecimiento que no se centre el consumo interno no provocará una vigorosa disminución de la tasa de desocupación y lentificará la recuperación.

 

  • La designación de Daniel Funes de Rioja al frente de la Unión Industrial Argentina no perfila una señal conciliadora hacia el Gobierno en un marco de presiones inflacionarias. Funes de Rioja es el actual presidente de la Coordinadora de Productores de Alimentos (COPAL), el rubro que más ha incidido en la suba de precios desde que asumió el Gobierno. La Canasta Básica Alimentaria aumentó un 46% durante 2020 y acumula un incremento del 21% en lo que va de 2021. Desde el inicio del Gobierno la suba llegó al 76%.

 

  • En informes anteriores señalamos la importancia de que el BCRA acumule reservas en el marco de la bonanza de los precios internacionales. En los últimos meses esto ha ocurrido. El BCRA incrementó sus reservas totales a lo largo de 2021 en U$S 2.773 millones, obteniendo así un mayor margen para enfrentar ataques especulativos contra el peso.

 

  • La economía muestra señales de recuperación firmes, el avance del programa de vacunación promete un horizonte de libre circulación de bienes y personas, hay capacidad ociosa industrial y disponibilidad de mano de obra y energía a costos accesibles.

 

  • Están dadas las condiciones para una recuperación vigorosa de la economía en lo que resta del año. Sin embargo, los reclamos de los conglomerados empresarios más poderosos son de reducción de impuestos y mayor flexibilización laboral en vez de aprovechar las condiciones favorables para expandir la actividad.

 

  • La política fiscal se orienta a cerrar el fuerte déficit acumulado durante el peor período económico de la pandemia, que fue el 2do trimestre de 2020. Si bien la prudencia fiscal es un componente de la política económica destinada a crear condiciones de estabilidad macroeconómica, no ha incidido favorablemente en el control de la inflación ni en acelerar la reactivación.

 

  • Las autoridades económicas consideran posible alcanzar un crecimiento del Producto cercano al 7%. Esta posibilidad permitiría revertir la tendencia negativa que arrastra la economía desde mediados del 2018.

 

  • El Índice de Producción Industrial medido por el INDEC, en el mes de abril registra un salto respecto del año anterior de 55,9%, acumulando en el primer cuatrimestre de 2021 una mejora interanual del 21,3%.

 

  • El indicador que mide el Uso de la Capacidad Instalada, en el mes de marzo alcanzó el 63,5%, superando al registrado durante el año anterior (42%).

 

  • En relación a la evolución del poder adquisitivo, el Informe del INDEC sobre el Índice de salarios menciona que el total registrado mostró un crecimiento de 3,6% en abril de 2021 respecto al mes anterior y acumula once meses consecutivos de crecimiento. En la comparación interanual, el salario registrado mejora un 36,3% e incorporando al segmento privado no registrado crece un 36,7%.

 

  • En mayo el IPC expuso un aumento del 3,3%, alcanzando una variación interanual del 46,3% y acumulando en el primer cuatrimestre un 21,5%.La división que expone una preocupación creciente es la de Alimentos y bebidas no alcohólicas (+3,1%). Esto implicó que la variación interanual alcance 49,9%.

 

  • La variación interanual del tipo de cambio nominal registra por segundo mes consecutivo una evolución por debajo del índice de precios, lo que pone en evidencia una medida de política financiera tendiente a reducir la tensión que el mismo ejerce sobre los valores de los alimentos, principal insumo exportable del país.

 

  • Si consideramos el importe neto entre ingresos y egresos de divisas originados por operaciones de comercio internacional sobre Bienes y Servicios ocurridas en el primer cuatrimestre del año 2021 y los comparamos con igual periodo del año anterior, hubo un aumento del 74,3%.

 

  • La principal razón la encontramos en el aumento de U$S 6.553 millones en los cobros de exportación del Sector Bienes, generados por una suba del 59,4% en el Ítem Cobro de Exportaciones. Por su parte, los pagos de importación de bienes realizados durante el primer cuatrimestre de 2021 superan en U$S 3.496 millones a los realizados en igual periodo del año anterior.

 

  • El intercambio comercial (exportaciones más importaciones) aumentó un 44,4%, en relación a mayo de 2020 y el acumulado de los primeros cinco meses del año arroja una mejora del 31,8%.

 

  • El Impuesto sobre los Bienes Personales acumula una mejora interanual del 238,1%. Dicho guarismo surge como resultado de las modificaciones introducidas por la Ley Nro. 27.541 (Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la Emergencia Publica), la cual incorporó nuevas escalas y tasas; con un objetivo claro de mayor incidencia sobre los bienes que se encuentran radicados en el exterior.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: