lunes 26 de julio de 2021 - Edición Nº964

País

Investigación

Por colaborar con la represión en Bolivia, la CIDH analiza los hechos cometidos por Macri

En estas últimas horas, el Gobierno de Bolivia realizó una gravísima denuncia contra el expresidente argentino, a quien acusan de enviar material bélico para el Golpe de Estado contra el país vecino, que derrocó al entonces mandatario Evo Morales. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos toma cartas en el asunto.



Bolivia denunció que Macri envió material bélico para reprimir durante noviembre de 2019. Las pruebas fueron aportadas en conferencia de prensa por el canciller Rogelio Mayta.

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, constató que “un vuelo partió de la Fuerza Aérea, el día 12 de noviembre a las 23:50 y llegó a La Paz entre las 4 o 5 de la mañana. Se transportaban gendarmes y llevaba un cargamento no identificado”. No obstante, “esto coincide con la fecha que dijeron porque el Golpe de Estado se da el 10 de noviembre”, añadió.

El canciller boliviano  aseguró que la Justicia de su país debe esclarecer cómo fue la coordinación internacional para producir el golpe de Estado y la comparó con el Plan Cóndor.

Según el material divulgado por el ministro de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia, Macri envió municiones que fueron utilizadas para reprimir a la población civil en aquellos aciagos días.

En este sentido, el funcionario condenó que los gobiernos de Mauricio Macri en Argentina y de Lenín Moreno en Ecuador enviaran armamento militar "en un momento muy crítico para que las fuerzas armadas organizaran operativos de represión".

Mayta no descartó que la Justicia boliviana pueda iniciar una investigación penal contra Mauricio Macri y los exfuncionarios argentinos que en aquel entonces dispusieron el envío de armamento militar para apoyar a la dictadura.

"Quien deba ser procesado debe ser procesado por nuestras autoridades, en Bolivia no podemos dejar impune la masacre y la muerte de decenas de compatriotas", afirmó en declaraciones radiales.

Al tomar conocimiento de la acusación formal, el presidente Alberto Fernández envió una carta al mandatario boliviano Luis Arce.

“Me dirijo a usted con el dolor y la vergüenza que me causó haber tomado conocimiento, por medio de la publicación de la nota remitida por autoridades militares bolivianas el 15 de noviembre de 2019 al entonces embajador argentino, de la colaboración del gobierno del presidente Mauricio Macri con las fuerzas que perpetuaron el Golpe de Estado contra el Gobierno Constitucional de Evo Morales”, expresó Alberto Fernández.

Tras un enfático pedido de disculpas al pueblo boliviano, el Presidente subrayó: “Se constató que desde nuestro país, se remitió una partida de material que no puede ser interpretada sino como un refuerzo a la capacidad de acción de las fuerzas sediciosas contra la población boliviana en esos días”.

“Se trató de una colaboración decidida por el gobierno del entonces presidente Macri con la represión militar y policial que sufrieron quienes defendían el orden institucional del país”, aseveró Fernández.

En el tramo final de la misiva, aclaró que los hechos “están siendo analizados por un Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”, y completó: “Nuestras democracias están fuertes, tenemos que seguir trabajando juntos para consolidarlas”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: