sábado 23 de octubre de 2021 - Edición Nº1053

Municipios

Polémica

El Frente de Todos de Campana cuestiona el proyecto inmobiliario de Abella por considerarlo “desigual”

En diálogo con InfoMIBA, la concejala Romina Carrizo denunció que se hizo sin una correcta planificación, además de que el proyecto no dejaría ningún beneficio para la comunidad de esa localidad.



En la última sesión del Concejo Deliberante de Campana quedó frenado un proyecto de ordenanza que envió el intendente de Juntos por el Cambio, Sebastián Abella, para modificar el Código de Ordenamiento Urbano, luego de que unos 15 mil vecinos y el Frente de Todos se opusieran al plan inmobiliario denominado “Cardales Chico” por tratarse una iniciativa “desigual” y con falta de planificación.

“Lo que sucede en Campana es lo que sucede con las políticas de Rodríguez Larreta en cuanto a planificación urbana, porque el intendente tiene las mismas lógicas, es el negocio de las rezonificaciones. Hay un emprendimiento privado, adquiere tierras a un precio inferior y con la rezonificación pasan a tener mayor valor que se lo da el Estado, al hacer una ordenanza que modifica el Código de Ordenamiento Urbano, se está modificando a pedido de privados cuando nosotros tenemos un COU ambiental del 2013, relativamente nuevo como para modificarlo”, dijo a InfoMIBA la concejala del FdT, Romina Carrizo.

Según destacó, el plan  debería traer aparejado el trazo apropiado y posterior consolidación de los servicios adecuados para satisfacer el desarrollo urbanístico, sin perjudicar a los vecinos que hace muchos años están en la zona y reclaman por el funcionamiento deficiente de los servicios de energía eléctrica, ausencia de obras hidráulicas, desagües pluviales y cloacales.

“Se trata de una emprendimiento en una zona donde hay otros barrios abiertos, el tema es que hay lotes de mil, 2 mil y hasta 5 mil y estos proyectos permiten proyectos con una ficha urbanística de hasta 250 metros cuadrados. Lo que más nos llama la atención es que el intendente tiene un consorcio urbanístico donde la municipalidad aporta y el mayor valor que adquiere la tierra, el intendente no les pide algo para la ciudad, solo pide el asfalto del mismo barrio, o sea que sigue el negocio en el mismo barrio”, dijo Carrizo.

La situación preocupa a los vecinos hace mucho, ya que requiere un cambio de zonificación para ser viable. Reclaman que no les ha sido informado según lo estipulado por la Ley de Hábitat, ni es claro cuál es el beneficio para la comunidad de Campana. También señalaron que se trata de una situación de desigualdad entre quienes no pueden subdividir sus lotes con tamaños de hasta 5000 m2 y el nuevo planeamiento, que presupone 536 lotes para un predio de tan sólo 250 m2.

“Nosotros no nos oponemos a un desarrollo urbanístico, entendemos que en nuestra ciudad hay déficit habitacional como en toda la provincia, pero queremos que sea planificado, pensado y que el beneficio sea para la ciudad. Por eso, gracias a la interacción con los vecinos y vecinas y de la diputada soledad Alonso, no salió la ordenanza”, expresó.

Por último, la edil presentó un proyecto para que se requiera de una audiencia pública previa antes de avanzar con este tipo de proyectos y marcó que “se trata de un negocio inmobiliario que beneficiará a unos pocos y afecta a muchos vecinos que ya viven en la zona hace años. Debemos investigar esto y contrastarlo con lo que promueve el Código de Ordenamiento Urbano para que en estos casos siempre se trate antes mediante audiencia pública. La municipalidad no puede ser una inmobiliaria”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: