miércoles 12 de mayo de 2021 - Edición Nº889

Columnistas

Entrevista

"La economía Argentina necesita superar la crisis del COVID-19, o al menos tenerla más controlada", dijo Dritsos

En diálogo con InfoMIBA, el economista, analizó la situación del país en un contexto de pandemia. Resaltó que este es el año de las exportaciones vinculadas al agro. Y consideró "necesario" llegar a un arreglo con el FMI y el Club de Paris para recrear un marco de confianza.



El economista Alexis Dritsos manifestó: “La economía se sostiene con una combinación correcta de distintas medidas: se necesita una planificación a seis meses con escenarios distintos y etapas”.

Y criticó que lo que existe hoy en día es un esquema de “improvisación permanente” que vimos desde que arrancó el proceso COVID-19 en la Argentina y que es lo que no nos permite ir superando etapas de manera correcta. Por ello, sugirió: “Lo primero es tener estrategias de vacunación nuevas y más eficaces que están faltando”.

Además, puso atención en el tema de las camas, la falta de médicos, incluso, en el núcleo de mil profesionales que no se están pudiendo matricular y están disponibles para salir a atender: “Creo que tenemos que apuntar a un cierre de fronteras serio, porque hay mucha filtración y las nuevas cepas que están apareciendo tienen que ver con eso”.

El especialista habló de un nuevo diseño de protocolos. “Me parece que las actividades tienen que tener nuevos protocolos, sobre todo, aquellas actividades que son esenciales y se van a mantener, y realmente hacerlos cumplir y más firmes; vimos cómo se han relajado. Y en cuanto al transporte es el principal foco del que se habla menos y seguimos viendo gente que viaja sin barbijo. No tienen además los requisitos de ventilación y no se hizo nada al respecto”.

Y llamó la atención en que desde lo sanitario esos aspectos son necesarios para generar confianza y que no haya un cierre total.

 

 

Por otro lado, indicó: “Desde lo económico, creo que las actividades fundamentales hay que sostenerlas abiertas, más allá de los ajustes que haya que hacer en los protocolos, hay que facilitar de todas las maneras posibles la actividad a distancia en todos los estratos y trabajos posibles. Es necesario pensar en ayudas económicas a los sectores que reciban alguna restricción para sostenerlos en el momento que se detengan las actividades”.

También planteó que quizás haya que pensar, nuevamente, en un ingreso de emergencia a cuentapropistas, de la economía informal porque son los más necesitados y además pensar en créditos a tasa cero para empresas equivalentes, por ejemplo, a una nómina salarial que se aplique como un descubierto a cuenta y con una devolución que se haga a largo plazo: “Las empresas así puedan evitar cerrar y romper con la cadena de pagos a sus proveedores, servicios, alquileres, etcétera”, sostuvo.

 

 

Dritsos, precisó que “en este contexto, se puede destacar que el gobierno logró renegociar la deuda privada, frenar la corrida cambiaria, y evitó de alguna manera con las medidas económicas de ayuda un estallido social”.

“En la etapa inicial, acotó bastante las situaciones críticas sanitarias, el re equipamiento de la estructura hospitalaria le dieron un marco al sistema de salud que evitó un desborde muy grande.

El resultado en materia de actividades es lo más flojo, quizás no entendieron el momento de ir modificando los protocolos  y tuvo un impacto de una caída mayor que en otros países en términos de PBI.

En la segunda etapa, vimos que la vacunación viene floja en relación a lo que se preveía, empieza a verse el resultado peligroso a medida que avanza el coronavirus y el descontrol sanitario y el gobierno fue corresponsable de esto”, explicó.

Además añadió: “La inflación se desmadró en el 2020, en este 2021, en el medio de una recuperación parcial de la economía, viene mejorando en algunos indicadores, pero ahora empiezan a tener 'ruido' por el crecimiento de la pandemia.

La economía necesita superar la crisis del COVID-19, o al menos tenerla más controlada, esto es un desvío de la atención y un freno permanente que necesitamos superar y ahí se verá la sabiduría de las fuerzas políticas, despolitizar esta cuestión y trabajar en conjunto para respuestas racionales y planificadas a 6 meses”.

El mercado interno tiene una gran recorrida por hacer, en la medida que se puedan actualizar o mejorar los ingresos, tenemos en paralelo un 42% de capacidad industrial ociosa lo que significa que hay un largo recorrido por hacer en materia de recuperación y el mercado interno debería ser el impulsor”, enfatizó.

Por último, el economista, destacó que este es el año de las exportaciones vinculadas al agro, los precios de los commodities están altísimos, y Argentina estaría recibiendo 9 mil millones de dólares más que el año pasado y “esto auxilia para cierta estabilidad cambiaria”, aseguró.

Sin embargo, precisó que “es necesario el arreglo con el FMI, el Club de Paris para recrear un marco de confianza para avanzar en el otro gran problema que es la inflación”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: