miércoles 14 de abril de 2021 - Edición Nº861

Municipios

Pandemia

El intendente Aiola aseguró que “la campaña de vacunación se realiza de manera espasmódica”

El jefe comunal de Chacabuco de la Unión Cívica Radical manifestó que "más allá del color político, hay una descoordinación total que parte del Gobierno Nacional", en cuanto al Plan de Vacunación contra el COVID-19.



El intendente Víctor Aiola denunció: “Hace tres semanas que no llega ni una dosis”, y contó que no le dieron “ninguna precisión de cuándo van a llegar más” y que no se cumplió la premisa de inmunizar a los mayores de 70 después del personal de salud.

Además, en el portal Infobae apuntó a la “falta de planificación” y afirmó que “la campaña se realiza de manera espasmódica”.

“Nuestro secretario de Salud (Ignacio Gastaldi Bartak) se comunicó con las autoridades provinciales y no le dieron ningún tipo de precisión de cuándo van a llegar más. Además, no nos dejan acceder a los registros, por lo que más allá de hablar con conocidos no sabemos efectivamente quiénes están vacunados”, agregó.

Al no poder individualizar la aplicación de las vacunas, el jefe comunal sólo conoce las cifras generales: de los 55.000 habitantes del municipio, alrededor de 7.700 (14%) fueron inmunizados con la primera dosis y 1.650 (3%) con las dos.

Aiola criticó el criterio y la eficiencia de la vacunación ya que en los geriátricos se registraron 7 muertes en los últimos días. “Sentimos indignación porque después de vacunar al personal de salud, que estuvo bien, tenían que seguir por los mayores de 70 y sabemos que hay menores de 60 años que ya están vacunados”.

El tercer problema radica en la falta de distribución dentro del municipio. “El Gobierno provincial puso innecesariamente una sola posta sanitaria, cuando existen muchas instalaciones completamente preparadas para llevar adelante una campaña de vacunación.

Además, no mandan las vacunas a cada territorio, si no que obligan a la gente a trasladarse a la cabecera, que en algunas localidades se encuentra a más de 100 kilómetros”. Es decir que, por ejemplo, los habitantes de Rawson o de Castilla deben dirigirse sí o sí a la ciudad de Chacabuco para vacunarse.

Aiola, perteneciente a la Unión Cívica Radical, no atribuyó la falta de vacunas al hecho de que su gestión sea opositora a la administración provincial y nacional. “Más allá del color político, creo que hay una descoordinación total que parte del Gobierno nacional.

No hay una planificación adecuada y la cantidad de vacunas que llegan a cada lugar no tiene que ver con las necesidades. Por ejemplo, a localidades que tienen 7.000 habitantes mandan un lote con 600 vacunas; acá, que tenemos 55.000, también mandan 600; y a Vicente López también. La campaña se realiza de manera espasmódica”, sentenció.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: