lunes 15 de octubre de 2018 - Edición Nº935
Infomiba » País » 8 mar 2018

8 M: se realiza el paro internacional de mujeres por la igualdad de derechos

Las redes sociales estallan de consignas: #NosotrasParamos #NosParamos #WeStrike #FeministStrike #WeToogether #LottoMarzo son solo algunos de las manera de agrupar los distintos llamados al #8M, el día en el que las mujeres de diferentes países harán un cese de actividades para para visibilizar y reclamar por los distintos tipos de violencia, que terminan incluso con nuestras vidas.


Las reivindicaciones son múltiples: desde reclamos por las diferencias en el mercado de trabajo —condiciones laborales, brechas salariales o techos de cristal—, hasta la forma más extrema de violencia. En América latina, el Observatorio de Igualdad de Género de la CEPAL contabilizó 1998 femicidios. Esta cifra es impactante: por día son asesinadas 12 mujeres en la región.

El reclamo por los femicidios sigue siendo central en la Argentina. Según el Observatorio de Femicidios de la Defensoría del Pueblo de la Nación, en 2017 se registraron 292 asesinatos de mujeres, la mayoría a mano de su pareja o expareja. Es decir que una mujer fue asesinada cada 30 horas en la Argentina durante el año pasado.

En 2017 se registraron 292 asesinatos de mujeres en la Argentina. Es decir que una mujer fue asesinada cada 30 horas en el país durante el año pasado.

La brecha salarial es otro de los reclamos. Se mida como se mida, hoy las mujeres tienen menos ingresos que los varones. La brecha es del 20% para las trabajadoras asalariadas (es decir, que están registradas y en relación de dependencia) y puede llegar al 35% para las trabajadoras de la economía informal.

La disparidad salarial fue retomada por el presidente Mauricio Macri en el discurso de apertura de Sesiones Ordinarias en el Congreso nacional. Allí dijo que "no es justo" y que "no está bien" que una mujer cobre menos que un hombre por igual tarea. Si bien la paridad salarial está garantizada hace mucho en las leyes argentinas (tanto en la Constitución Nacional como en la Ley de Contrato de Trabajo), ese día trascendió que el oficialismo presentó un proyecto para garantizar el cumplimiento de ese derecho, tal como contó El Cronista.

Los datos de ingresos son igualmente impactantes. Según el último dato disponible del Indec, el 75% de las mujeres tienen ingresos menores a 12.122 pesos mensuales.

El desempleo le afecta más a las mujeres, porque si bien a nivel general es del 7,3% trepa hasta 9,5% en ellas. Y el dato se vuelve más complicado para las menores a 29 años que viven en el conurbano: la falta de empleo afecta al 19,5% de ellas. Las despedidas del INTI, el Hospital Posadas y otras mujeres que en el último mes participaron de las asambleas tendrán un lugar central en la cabeza de la movilización y el escenario.

Vinculada a la cuestión laboral, otra de las reivindicaciones se resume en la siguiente frase de la socióloga Silvia Federici: "Eso que llaman amor, es trabajo doméstico no pago". Las mujeres, según el Indec, destinan el doble de tiempo a hacer las tareas domésticas y de cuidado que los varones, algo que el feminismo atribuye a los roles de género y la naturalización de esos trabajos como exclusiva responsabilidad de ellas.

Las reivindicaciones son múltiples: desde reclamos por las diferencias en el mercado de trabajo —condiciones laborales, brechas salariales o techos de cristal—, hasta la forma más extrema de violencia. En América latina, el Observatorio de Igualdad de Género de la CEPAL contabilizó 1998 femicidios. Esta cifra es impactante: por día son asesinadas 12 mujeres en la región.

El reclamo por los femicidios sigue siendo central en la Argentina. Según el Observatorio de Femicidios de la Defensoría del Pueblo de la Nación, en 2017 se registraron 292 asesinatos de mujeres, la mayoría a mano de su pareja o expareja. Es decir que una mujer fue asesinada cada 30 horas en la Argentina durante el año pasado.

En 2017 se registraron 292 asesinatos de mujeres en la Argentina. Es decir que una mujer fue asesinada cada 30 horas en el país durante el año pasado.

La brecha salarial es otro de los reclamos. Se mida como se mida, hoy las mujeres tienen menos ingresos que los varones. La brecha es del 20% para las trabajadoras asalariadas (es decir, que están registradas y en relación de dependencia) y puede llegar al 35% para las trabajadoras de la economía informal.

La disparidad salarial fue retomada por el presidente Mauricio Macri en el discurso de apertura de Sesiones Ordinarias en el Congreso nacional. Allí dijo que "no es justo" y que "no está bien" que una mujer cobre menos que un hombre por igual tarea. Si bien la paridad salarial está garantizada hace mucho en las leyes argentinas (tanto en la Constitución Nacional como en la Ley de Contrato de Trabajo), ese día trascendió que el oficialismo presentó un proyecto para garantizar el cumplimiento de ese derecho, tal como contó El Cronista.

Los datos de ingresos son igualmente impactantes. Según el último dato disponible del Indec, el 75% de las mujeres tienen ingresos menores a 12.122 pesos mensuales.

El desempleo le afecta más a las mujeres, porque si bien a nivel general es del 7,3% trepa hasta 9,5% en ellas. Y el dato se vuelve más complicado para las menores a 29 años que viven en el conurbano: la falta de empleo afecta al 19,5% de ellas. Las despedidas del INTI, el Hospital Posadas y otras mujeres que en el último mes participaron de las asambleas tendrán un lugar central en la cabeza de la movilización y el escenario.

Vinculada a la cuestión laboral, otra de las reivindicaciones se resume en la siguiente frase de la socióloga Silvia Federici: "Eso que llaman amor, es trabajo doméstico no pago". Las mujeres, según el Indec, destinan el doble de tiempo a hacer las tareas domésticas y de cuidado que los varones, algo que el feminismo atribuye a los roles de género y la naturalización de esos trabajos como exclusiva responsabilidad de ellas.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS