martes 25 de junio de 2019 - Edición Nº1188

Municipios | 9 mar 2019

Energía

Bahía Blanca podría verse beneficiada por la construcción de un nuevo gasoducto

La Secretaría de Energía convocó a dos consultas públicas para ampliar la capacidad de transporte desde Vaca Muerta y para aumentar la compra del hidrocarburo por parte del Estado en invierno. Ambas obras pasarían por Bahía Blanca.


Con el fin de reducir el gasto público, bajar las importaciones de gas licuado (GNL) e incentivar las inversiones en Vaca Muerta, el Gobierno lanzó dos consultas públicas, que serán las bases de los nuevos proyectos que saldrán firmados en un mes, para incentivar la producción de gas en la cuenca neuquina.

Todo indica que para exportar gas natural licuado (GNL) –y reducir las importaciones-- por barco va a ser necesario construir un nuevo gasoducto, dado que los actuales están casi al límite de su capacidad de transporte, la que en invierno se ve desbordada dada la creciente producción de gas de Vaca Muerta.

Dicho gasoducto, en caso de que los planes del Gobierno se concreten y se opte por construir uno nuevo en lugar de ampliar los ya existentes, constaría de dos tramos y los dos se encontrarían en Bahía Blanca, distrito que ya de por sí, en cercanías de General Cerri, alberga el nodo de gasoductos más importante del país.

Los proyectos, además, serán una forma de recomponer la relación con el sector privado, luego de que las empresas manifestaran su enojo por la modificación en la interpretación del esquema de subsidios pautado en la resolución 46.

Por un lado, la Secretaría de Energía quiere ampliar la capacidad de evacuación de gas de Vaca Muerta. Las opciones que están sobre la mesa son dos: aumentar la capacidad de los tres gasoductos existentes o construir uno nuevo, que es la alternativa que más convence en el Gobierno.

"El invierno pasado no entró más gas en los gasoductos que vienen de Vaca Muerta al centro del país. Es el principal cuello de botella porque no hay manera de sacar la producción cuando se llena el gasoducto", dijeron en Energía, desde donde señalaron que el último caño de este tipo que se construyó en Argentina data de 1988.

"Se hará lo que las empresas piensen que es mejor. El horizonte menos optimista es hacer ampliaciones parciales, pero si pensamos en el potencial que todo el sector cree que tiene Vaca Muerta, la solución sería construir un gasoducto troncal nuevo que puede hacerse en dos etapas", agregaron.

En caso de que se considere la última opción, el Gobierno licitará un primer tramo desde Neuquén a Bahía Blanca, que costará USD 800 millones y que podrá trasladar entre 15 a 17 millones de metros cúbicos día (m3/d). Desde el puerto bahiense, luego se puede licuar el gas para llevarlo a Escobar por barco para ser distribuido en el centro norte del país.

El segundo tramo costaría USD 1.200 millones, iría desde Bahía Blanca al área metropolitana y reforzaría todos los caños. Esto permitiría tener una segunda ampliación de capacidad de transporte de entre 20 a 22 millones de m3/d, que sumaría en total entre 35 a 39 millones de m3/d.

En términos concretos para Bahía Blanca significaría la muy probable posibilidad de que Transportadora Gas del Sur (TGS) aumentara su capacidad operativa, dado que su objetivo, en caso de contar con mayor abastecimiento gracias a un nuevo gasoducto, sería ampliar la planta en la que extraen los licuados –butano, propano, etc.-- que luego se venden en el mercado interno por camiones o bien se exportan por buque a través de las postas de inflamables de Puerto Galván.

Eso implicaría más obras, mayor empleo, mayor movimiento en el puerto y una posibilidad clara de que la empresa química Dow --entre otras del Polo Petroquímico-- amplíe su capacidad operativa, gracias al mayor abastecimiento de etano que le podría pasar a brindar TGS.

Esperan no tener que anunciar un aumento del gas superior al 30 %

1 - Según trascendió desde Energía y en medio de los vaivenes del dólar, el Gobierno espera que la suba de la tarifa del gas que se comunicará este mes no supere el 30 %, como se había anunciado. Con todo, mantienen la incógnita hasta saber el promedio del dólar de la primera quincena de marzo, que definirá parte del precio del gas y del aumento que anunciará el Enargas para abril.

2 - El nuevo plan se llamará RIG, o Reemplazo de Importaciones de Gas (en inglés, rig también es la plataforma de perforación) y su objetivo será sustituir las importaciones de gas subastando el transporte de 12 millones de metros cúbicos por día en los cuatro meses de invierno.

3 - Será a cuatro años, se tomará el precio del GNL que llega en barcos como referencia y se implementará por medio de Ieasa, que le venderá el gas a Camessa y luego licitará. Podrán participar las empresas del mercado que operan en la cuenta neuquina, incluso las que ya reciben incentivos.

(Fuente: La Nueva)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS