domingo 01 de agosto de 2021 - Edición Nº970

Legislativas

Entrevista

“Alberto Fernández es el presidente más autodevaluado de la historia argentina”, dijo el diputado Bugallo

En diálogo con InfoMIBA, el legislador bonaerense de JxC, señaló que el oficialismo pide “acuerdos básicos” con la oposición porque “destruyeron su propio capital político y están débiles”. Además, calificó de “fracaso” la campaña de vacunación.



El diputado provincial de JxC, Luciano Bugallo, hizo un repaso de fuerte crisis económica que atraviesa el país, y expresó que  “Argentina viene de crisis en crisis desde hace 70 años y aunque nuestro gobierno trató de hacer las correcciones necesarias para volver a la senda de la normalidad, la falta de poder propio en el Congreso no nos permitió hacer los cambios profundos que se necesitan hacer para tener un Estado normal”.

“Y cuando digo normal, es un Estado que gaste menos de lo que ingresa, que sea eficiente en el uso de los recursos, que tengamos políticas de Estado a largo plazo, volver a insertarnos al mundo y tener una política internacional coherente, del lado de las democracias del mundo y alejados de las dictaduras, los totalitarismos o los modelos que violan los Derechos Humanos”, indicó. 

Asimismo señaló que el macrismo buscaba “todo lo contrario de lo que hoy está haciendo el Gobierno de Cristina Kirchner y su vocero, Alberto Fernández”.

Bugallo argumentó que “más allá de la crisis que venimos arrastrando desde hace años, el actual gobierno no hizo más que pretender apagar el fuego con nafta: frenar la economía, imprimir billetes a más no poder, subir impuestos y gastar más de lo que se tiene”.

Y sostuvo que estos “son ingredientes necesarios para destruir la economía y generar un caldo de cultivo explosivo. Lamentablemente hoy tenemos un Estado quebrado, con la mitad de los argentinos pobres, el 75% de los chicos del conurbano debajo de la línea de pobreza, sin educación, sin esperanzas, encerrados sin vacunas y un Presidente sin liderazgo y con un 75% de imagen negativa. Sin dudas, el futuro no es bueno”, vaticinó.

Bugallo se refirió a las declaraciones públicas del gobernador Kicillof y el presidente Fernández en contra de Jxc, y manifestó: “ambos son psicópatas” y opinó que “él (Alberto Fernández) es un pobre tipo maltratado puertas adentro, vaciado de poder por quién lo metió en Casa Rosada por la ventana, sin liderazgo propio y con un tremendo complejo de inferioridad, por eso necesita gritar al pueblo cada vez que puede, señalar con el dedo responsabilizando a la oposición como los responsables de todos los fracasos que ellos mismos generaron, para tapar sus propias incapacidades”.

También consideró que “ya nadie le cree, ni los propios, por eso nadie sale a respaldar sus dichos, lo dejan solo, expuesto. Cada vez que habla, basta con esperar unos días para ver como él mismo se contradice. Las provocaciones de Alberto son la nada misma, es el Presidente más auto devaluado de la historia de nuestro país”.

Sobre la vicepresidenta, dijo que “de Cristina Fernández no hace falta agregar nada que no se haya dicho. Por algo necesita esconderse detrás de Alberto Fernández para hacer sus fechorías, su único objetivo es la impunidad”.

Y criticó que “piden acuerdos básicos porque destruyeron su propio capital político y están débiles, sino, no estarían planteando algo en lo que ni ellos se lo creen”.

 

“Malvinización de la pandemia”

Con respecto a la cantidad de vacunados en todo el país, el diputado afirmó que es “un fracaso total, como cada una de las decisiones que tomaron desde que son gobierno. Hoy no tienen un solo logro para mostrar, no tienen épica, no tienen planes ni objetivos, más que la impunidad de Cristina Kirchner”.

El legislador enfatizó en que el gobierno “hace propaganda del mayor plan de vacunación de la historia de nuestro país, pero sin vacunas. Son ridículos. Si no fuera que estamos llegando a los 100.000 muertos, podrían llegar a ser graciosos, pero son patéticos”.

Y sostuvo que “encabezamos el ranking de muertos y contagios global, tenemos una economía quebrada, cerrada y con la mitad del país pasando hambre”.

También explicó que hubo un intención de “construir una malvinización de la pandemia, generando épica y Alberto en el centro de la escena con el poder absoluto, pero lamentablemente terminamos igual que en el ´82, con un Presidente embriagado en su propio relato, sin apoyo popular y perdiendo la guerra”.

 

La salida de la crisis

A pesar de las duras críticas del legislador, señaló que “hay una sola salida a esta crisis, pero no va a ser fácil: se necesita de un acuerdo serio entre todos los sectores políticos, que no son ni más ni menos que políticas de Estado”.

Y puntualizó que “en lo económico hay que empezar a gastar menos de lo que ingresa, ser eficientes en el uso de los recursos, bajar impuestos para poner en marcha la economía, generar mano de obra y así bajar la pobreza. Aumentar la producción con reglas claras, a largo plazo”.

Además, de abrir la economía al mundo, eliminar trabas a las importaciones y hacer acuerdos de libre comercio. “Es la única manera que Argentina vuelva a ser lo que en algún momento fue, es la misma receta que siguieron los países serios que hoy son desarrollados, aquellos que hoy miramos con envidia y resentimiento, mientras nos aliamos con toda la resaca latinoamericana”, detalló.

En cuanto a lo social, aseguró que “tomarse muy en serio la educación, modernizar el sistema educativo, despolitizar y correr del medio a los gremios que hoy son administradores de ignorancia y analfabetismo”.

Por último, afirmó que “JxC debe volver al poder porque es el único espacio con poder real en Argentina que representa esas ideas, porque puede sacar al país del subdesarrollo, porque sabemos por dónde hay que ir, porque aprendimos de los errores que pudimos haber cometido, porque dejamos de ser ingenuos y porque sabemos que no vamos a tener más oportunidades para salir adelante”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: