martes 11 de mayo de 2021 - Edición Nº888

#DeTodoUnPoco

Efemérides

Madres de Plaza de Mayo: 44 años de lucha y resistencia

El 30 de abril de 1977, en plena dictadura cívico-militar, las Madres acudieron por primera vez a la Plaza de Mayo en un intento de que su reclamo por la desaparición de sus hijos se hiciera visible. En la actualidad, llevan ya 2245 marchas, de manera ininterrumpida, y son símbolo de una lucha y resistencia inquebrantable en la búsqueda de Memoria, Justicia y Verdad.



El 44° aniversario de las Madres de Plaza de Mayo, que se cumple este viernes, será celebrado en forma virtual debido a la pandemia de coronavirus a través de un acto con transmisión en vivo, en tanto desde la agrupación de Derechos Humanos invitaron a sumarse a los festejos colgando banderas argentinas en ventanas y balcones.

El acto central comenzará a las 17 pero habrá actividades desde las 12, indicaron fuentes de la Asociación.

Al mediodía se realizará la presentación virtual del libro "La rebelión de las Madres: Historia de las Madres de Plaza de Mayo", de la que participarán la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini; la asesora presidencial Dora Barrancos; y Ulises Gorini, autor del libro, entre otros. El evento podrá seguirse en YouTube.

En tanto, la transmisión especial de las Madres, también por esa red, con el discurso de su presidenta, se escuchará en el acto central de las 17, donde la dirigente recorrerá la historia de sus compañeras a lo largo de 44 años de lucha.

Más tarde, a las 19, comenzará el Ciclo de Cultura Popular y Derechos Humanos con la participación del cantautor Víctor Heredia, el constitucionalista Raúl Zaffaroni y Hebe de Bonafini.

44 años de lucha

El 30 de abril de 1977, durante la etapa más dura de la represión encabezada por la dictadura cívico-eclesiástica-militar, las Madres acudieron por primera vez a la Plaza de Mayo en un intento de visibilizar el reclamo por la desaparición de sus hijos. Aquella tarde, ante el estado de sitio impuesto, la Policía Federal les ordenó que se retiraran de la Plaza, tras lo cual las mujeres respondieron que no podían impedirles circular por el lugar, entonces los uniformados les respondieron: "circulen".

Así fue como se tomaron del brazo, de a dos, y comenzaron a caminar.

Ese día nació la tradicional marcha de los jueves, que se realiza desde hace 44 años a las 15.30, alrededor de la Pirámide de Mayo. En la actualidad, llevan ya 2245 marchas, de manera ininterrumpida y son una referencia a nivel mundial en la lucha por los Derechos Humanos.

El grupo está compuesto sobre todo por madres y abuelas de personas secuestradas, torturadas y desaparecidas, y recibe su nombre del lugar donde celebran sus protestas: la plaza de Mayo de Buenos Aires, frente a la Casa Rosada, sede de la presidencia argentina. Con el tiempo se unieron más personas a las protestas y del grupo inicial nacieron las asociaciones de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, cuyos objetivos son recuperar a sus familiares desaparecidos y llevar ante la justicia a los responsables de los crímenes de la dictadura.

El distintivo más característico de las mujeres de Plaza de Mayo es el pañuelo blanco, que llevan anudado al cuello y cubriendo sus cabezas. Lo adoptaron a finales de 1977, inicialmente usando los pañales de tela de sus hijos y nietos, que pronto fueron sustituidos por pañuelos blancos en los que escribían los nombres de sus familiares y la fecha de su desaparición. La primera vez que se cubrieron la cabeza con ellos fue frente a la Basílica de Luján, buscando distinguirse de los otros miles de personas que habían peregrinado hacia el lugar. Pronto empezaron a utilizar los pañuelos blancos en otras manifestaciones por los derechos humanos en Argentina hasta que se convirtió en un emblema de la lucha por el retorno de los desaparecidos.

Madres de Plaza de Mayo ha expandido su ámbito de actuación hasta convertirse en una asociación política. Luchan contra la corrupción en el sistema judicial y hacen defensa del trabajo digno. Además, han establecido su propia emisora de radio y canal de televisión e incluso una universidad, así como programas culturales y de vivienda social para personas sin hogar, alejándose de sus objetivos originales. También se han posicionado a favor de figuras políticas como los expresidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, durante cuyos mandatos se derogaron leyes e indultos que protegían a los responsables de los crímenes de la dictadura. 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: