miércoles 23 de junio de 2021 - Edición Nº931

Provincia

CAMPAÑA DE VACUNACIÓN

Sarlo admitió que le ofrecieron vacunarse para concientizar a la población

La escritora dijo meses atrás que “fue por debajo de la mesa”; ahora aclaró que la esposa de Kicillof la convocó en el marco de la campaña con figuras públicas para generar confianza en la vacuna y su interlocutor aseguró que "fue todo transparente".



La reconocida escritora y ensayista Beatriz Sarlo señaló que desde la Provincia le ofrecieron vacunarse contra el Coronavirus para concientizar a la población. Específicamente señaló como la autora de la invitación a la esposa del gobernador Axel Kicillof, Soledad Quereilhac.

En un momento, Sarlo había dicho que le habían ofrecido la vacuna “por debajo de la mesa”, pero el editor Carlos Díaz, quien ofició como intermediario entre Quereilhac y la escritora, dejó en claro que fue “todo por derecha, nada trucho", ya que era parte de una campaña para llevar confianza a la población.

"Es una situación desgraciada que se ha ido de las manos. Fue todo muy transparente y se hace una lectura retorcida para hacer daño. Hay que entender lo que era el clima público sobre las vacunas en enero”, dijo en Radio con vos el editor Díaz.

Las declaraciones de Sarlo ante la Justicia

Incluso el propio Gobernador defendió en más de una oportunidad la convocatoria a personas reconocidas de la cultura, el espectáculo y el deporte para poder convencer a las y los vecinos bonaerenses de que se anoten en el registro para recibir la vacuna contra el Covid-19.

"A Beatriz Sarlo la quiero muchísimo, es una persona sumamente sensata y una de las referentes intelectuales más importantes de la Argentina. Pero se generó un lío con el 'abajo de la mesa' y no hubo nada de eso. No había ninguna cosa ni oscura, ni turbia. Al contrario, había que darle visibilidad", resaltó Díaz.

Sobre aquella expresión que despertó malestar y que aseguró que fue “por debajo de la mesa”, Díaz manifestó que Sarlo "lo analizaba desde el punto de vista moral, pero no desde la ilegalidad o la clandestinidad".

"Ni Kicillof ni Soledad son tontos. Leen todo y cuando vieron que dos millones de personas se anotaron para recibir la vacuna, la campaña pública de concientización ya no fue necesaria", concluyó el reconocido editor.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: