jueves 22 de octubre de 2020 - Edición Nº1673

Municipios | 13 ago 2020

Juicio en Bahía Blanca

Hijo del represor Jorge “Moncho” Argibay, dijo: “viví el terror con un padre monstruo”

Durante el juicio de la Triple A que se lleva adelante en la Universidad Nacional del Sur por los delitos de lesa humanidad, Daniel Argibay, hijo del custodio Jorge "Moncho" Argibay, sindicado como autor del asesinato de un estudiante de la Universidad Nacional de Sur durante los años 70, aseguró que vivió "con el horror de tener un padre represor"


Durante el juicio de la Triple A que se llevan adelante en la Universidad Nacional del Sur por los delitos de lesa humanidad, Daniel Argibay, hijo del custodio Jorge "Moncho" Argibay, sindicado como autor del asesinato de un estudiante de la Universidad Nacional de Sur durante los años 70, declaró en el juicio sobre los delitos que cometió la organización parapolicial Triple A en esa ciudad, y aseguró que vivió "con el horror de tener un padre represor"

"Soy hijo de un represor, viví el horror, un lugar de impotencia y terror con un padre monstruo que se vanagloriaba frente a sus hijos menores de los que hacían él y nuestro hermano mayor", señaló Argibay ante el tribunal.

Al comienzo del testimonio el hombre de 59 años fue consultado por la querella sobre una comunicación del 23 de julio pasado que había mantenido con la agrupación Hijos de Bahía Blanca.

"Siento vergüenza, impotencia y odio. Lamento que haya muerto porque eso lo eximió del juicio", leyó la abogada Mónica Fernández Avello sobre el escrito donde le consultó si realmente había escrito eso, por lo que el testigo dijo que "lo escribí y es textual".

Al ser consultado sobre porqué lo impulsó a escribir eso y su vinculación con el juicio, el hombre sostuvo que "el horror que me ha perseguido toda mi vida el haber estado vinculado con un progenitor en distintas circunstancias" al indicar que se trataba de Jorge Oscar Argibay.

"Jorge Oscar Argibay es mi progenitor y Pablo Francisco Argibay, lleva también mi apellido y creo que es hijo de mi padre, pero que de todas manera lleva mi apellido", expresó.

"Moncho" Argibay, ya fallecido, trabajó en la CGT y era custodio del exinterventor de la Universidad Nacional del Sur durante los años 70, Remus Tetu.

En este juicio, cuyo debate se desarrolla en el aula magna de la Universidad Nacional del Sur y que se transmite por videoconferencia, están acusados por el concurso de dos o más personas Roberto Aceituno (70 años), Juan Carlos Curzio (76), Héctor Forcelli (71) y Osvaldo Pallero (78) como integrantes de una asociación ilícita a la que se le atribuyen 24 homicidios agravados cometidos entre 1974 y 1975.

Aceituno está sindicado como coautor del homicidio agravado del estudiante y militante estudiantil "Watu" Cilleruelo. Todos los crímenes fueron calificados por la fiscalía como de lesa humanidad y constitutivos de genocidio.

Daniel Argibay también dijo que siendo niño acompañaba a su padre "al sindicado de metalúrgicos y después empezó a relacionarse con la CGT a la que también a veces me llevaba".

El testigo contó que en la CGT de Bahía Blanca "había una ostentación de manejo de armas y recuerdo que vivían algunas personas en la planta baja".

"Después con el tiempo fue su única ocupación, ya dejó cualquier otra actividad laboral y al estar al servicio de Rodolfo Ponce, secretario general de la CGT a la que hacía veces de custodio entre comillas y del que era también una especie de asistente".

Sobre si su padre había cumplido funciones en la UNS, Argibay dijo que "sí" al relatar que a principios del año 75 "nosotros, la familia, mis hermanos menores, yo y mi madre nos mudamos a Necochea, mi padre iba y venía de Bahía Blanca en vehículos que eran de la Universidad del Sur, recuerdo una Ford F100 blanca de 6 u 8 plazas, rastrojeros celestes y en una oportunidad vino en un Falcon verde".

Al ser consultado de uno de los casos que se ventilan en el juicio en referencia a Cilleruelo y si recordaba el episodio, el declarante afirmó que "mi padre llegó alguna vez a Necochea y contó que quiso pegarle (a la víctima) con el caño del armar y se le disparó un tiro" que mató a Cilleruelo.

Sobre si había comentado en ese momento si estaba acompañado por alguna otra persona recordó que "sí, estaba acompañado por mi hermano, el resto no recuerdo haberlo escuchado".

También fue consultado sobre si recibían visitas en su casa familiar tanto en Bahía Blanca como en Necochea, de personas relacionados con el Ejército relató que "sí, con el Ejército, con metalúrgicos de Buenos Aires, en algunas oportunidades se acercó quien fue mencionado por mi padre como el mayor González".

Sobre si su padre comentaba en la casa sobre las actividades que hacía, Argibay indicó que "uno de los estribillos de mi padre era entre las personas que frecuentaba: ´Haga patria mate a un zurdo´".

"No solo lo comentaba sino en un par de oportunidades mi padre salía tarde a la noche y volvía con un montón de pertenencias, papelería y cosas de valor. Algunas que se retiraban para llevarla a otro lado y algunas se las quedaba entre comillas como botín de guerra", expresó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS