martes 14 de julio de 2020 - Edición Nº1573

Municipios | 1 jun 2020

ENSENADA

Mario Secco: “A mi me interesa salvar vidas”

El intendente de Ensenada defendió la continuidad del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus y dijo sentirse "orgulloso" del trabajo en conjunto con los gobiernos nacional y provincial.


El intendente de Ensenada, Mario Secco, defendió la continuidad del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus y manifestó que desea "salvar vidas" para que "no se muera ningún ensenadense”.

El jefe comunal respaldó la cuarentena dispuesta para mitigar la propagación del Covid-19 y graficó que, en ese municipio bonaerense, merced al aislamiento, hay unos 10 contagiados.

"¿Saben cuántos tendríamos si no hubiésemos hecho nada? Ensenada esperaba cerca de 5 mil infectados y miren cómo la estamos peleando", expuso, y dijo sentirse "orgulloso" del trabajo en conjunto con los gobiernos nacional y provincial.

“A mí me interesa salvar vidas. Este mes recaudé 2 millones de pesos y pagué 58 millones en salarios municipales. Todos estamos mal pero priorizo el cuidado de la gente”, expresó.

Secco destacó que, en aquellos países en los que no se instrumentó el aislamiento, "están bajando muertos como si fueran bolsas de papa" y remarcó que él quiere "salvar vidas".

"No quiero que se me muera ningún ensenadense”, agregó el jefe comunal.

Expresó, por otro lado, que desde la comuna se prepararon para esto después de "tener un gobierno de cuatro años que destruyó la salud".

"Ahora nos recompusimos, terminamos el hospital Cestino y pusimos en marcha dos hospitales más para atender la emergencia", contó.

En ese marco, Secco subrayó: "La primera pandemia que tuvimos fue (Mauricio) Macri y si, pese a eso, salimos adelante y ¿cómo no voy a pelear ésta?”.

La semana pasada, junto al intendente de Berisso, Fabián Cagliardi, se llevó adelante un operativo ante el crecimiento de casos en un barrio vulnerable ubicado entre medio de Berisso y Ensenada.

Con más de diez casos positivos, las primeras observaciones giraban en torno a cerrar el barrio, tal como se hizo en Villa Azul (el barrio popular que queda entre Quilmes y Avellaneda), el mismo Secco aclaró que la gente está cansada de estar encerrada, por lo cual las medidas no serán las mismas.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS