martes 11 de agosto de 2020 - Edición Nº1601

País | 10 dic 2019

Alberto Fernández: "Volvimos y vamos a ser mejores"

El presidente y la vicepresidenta se dirigieron a una multitud que desde la mañana copó la Plaza de Mayo. “Representamos a los que padecen”, sostuvo el flamante jefe de Estado.


El presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner dirigieron un mensaje a la multitud apostada desde esta mañana en la Plaza de Mayo, tras más de seis horas de shows en vivo celebrando la asunción presidencial.

El flamante mandatario dijo que "siempre" le dará "gracias a Dios" porque "un día la vida, el destino, me cruzó en el camino a Néstor Kirchner", a quien acompañó como jefe de Gabinete desde 2003 a 2007.

A su vez, agradeció la jornada de "celebración en democracia", en la que, expresó, "puedo terminar con Cristina hablándoles sobre todo lo que está por delante".

En esa línea, Fernández celebró la unidad alcanzada por el peronismo y aseguró: "Nunca más vamos a divirnos, porque ellos se hacen fuertes".

Señaló que la prioridad del Gobierno será "cuidar el bolsillo y los derechos" de todos y reiteró: “Vamos a desterrar para siempre a los que especulan con la timba financiera en perjuicio de todos los argentinos".

En otro tramo de su mensaje, pidió no mirar hacia atrás. "Al pasado recordémoslo para no repetirlo. El tiempo que inicia es distinto: a la meritocracia del individualismo vamos a imponerle la solidaridad que nos hizo vivir, somos un movimiento político que nació para ser solidario con el prójimo", expresó. Y señaló que el neoliberalismo "es un sistema que sólo beneficia a unos pocos y castiga a las mayorías populares".

En ese sentido, anticipó que bajo su gobierno se impondrá la "solidaridad que siempre nos hizo vivir".

Fernández manifestó, admeás, que "en la Argentina que se viene se terminaron los operadores judiciales, los jueces que se prestan a esas operaciones y los linchamientos mediáticos que todos los días soportamos", mientras abogó por garantizar un "sistema judicial que no nos avergüenza" y que no "utilice la prisión preventiva para amedrentar opositores".

"Han pasado cuatro años difíciles, cuatro años en los que escuchamos decir que nosotros no volvíamos más, pero ¡esta noche volvimos y vamos a ser mejores!", concluyó el presidente.

Previamente, la vicepresidenta sostuvo que los años de mandato del kirchnerismo, de 2003 a 2015, no fueron "magia" sino "una Argentina de la solidaridad, donde nos importaba lo que le pasaba al del al lado, aunque nosotros estuviéramos bien".

En esa línea, Cristina Fernandez indicó que los cuatro años de gobierno de Mauricio Macri "fueron muy duros para tantos" por el "trabajo, la pobreza y el hambre", pero recordó que también resultaron difíciles para quienes "fueron objeto de persecución" y "se nos buscó que literalmente desapareciéramos como seres humanos, casi, a través de la humillación y la persecución".

Asimismo, abogó porque los dirigentes políticos "entiendan" con "generosidad y humildad" que "no todo empieza y termina en uno", sino "al contrario, uno es más grande cuando es parte de un todo", en referencia al armado peronista del Frente de Todos.

Sobre el final de su discurso, la ex presidenta se dirigió al flamante jefe de Estado y le adviritó que "tiene por delante una tarea muy dura", porque la gestión de Mauricio Macri "le ha dejado un país devastado, tierra arrasada", aunque apostó por él porque "tiene la fuerza y la convicción para cambiar esta realidad tan fea que están viviendo los argentinos".

“Ha empezado su gobierno con muy buenos augurios”, agregó, y lo felicitó por el fin del enrejado en la plaza.

“Confíe siempre en el pueblo, son los más leales y solamente piden que los defienden, no se preocupe por la tapa de un diario, sino por llegar al corazón de los argentinos", finalizó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS