martes 20 de agosto de 2019 - Edición Nº1244

Provincia | 12 ago 2019

PROFESIONALES

Ingenieros cruzaron a "opinólogos" por el derrumbre de un edificio en Tres de Febrero

Desde el Colegio de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires advirtieron que no se pueden aventurar hipótesis ligeras e imprecisas apenas unas horas después del siniestro.


Desde el Colegio de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires (CIPBA) cruzaron las versiones periodísticas tras el derrumbe de un edificio en construcción en el distrito de Tres de Febrero y advirtieron que la tragedia pudo ser multicausal, pero que no se pueden aventurar hipótesis ligeras e imprecisas apenas unas horas después del siniestro.

El Ingeniero en Construcciones y presidente del CIPBA, Norberto Beliera, analizó las posibles causas que podrían provocar un derrumbre en una obra de esas características y resaltó la importancia de los controles municipales, que deberían contar con la intervención de profesionales legalmente habilitados y con la necesaria formación académica en el proyecto, cálculo y ejecución de las estructuras resistentes de las edificaciones.

"Tras el derrumbe, en los medios hablaban de que posiblemente las bases no habían sido ejecutadas a suficiente profundidad”, se quejó Beliera, y aclaró que los estudios de suelo en la parcela (previos al proyecto de la estructura resistente) se realizan para conocer las características geomorfológicas del suelo y, con dicha información se determina, no solo la profundidad sino, lo que es más importante, el tipo de fundaciones que se ejecutará para transmitir las solicitaciones al suelo con la necesaria capacidad de carga para recibirlas”.

“Evidenciando un total desparpajo, y sin entenderse claramente que intereses representan, supuestos profesionales de otra disciplina, lanzaron al aire las más disparatadas hipótesis como causales del colapso estructural, tales como la supuesta transmisión de vibraciones provocadas por el tránsito vehicular de la avenida Gral. Paz, o el ascenso de la napa freática, o la acción del viento (en una noche carente del mismo), o la no realización de un Estudio de Impacto Ambiental (sic). Seguidamente uno de ellos agregó que la misma empresa constructora estaba ejecutando otras obras en altura en el mismo barrio, sembrando así el pánico entre los vecinos", explicó Beliera.

Pero además el presidente del CIPBA enfatizó que “en lo que se refiere a las estructuras resistentes, el profesional con la formación académica necesaria para entender su funcionamiento, es el ingeniero, no justamente quiénes están saliendo al aire a dar opiniones infundadas propias del desconocimiento”.

Siempre aclarando que todavía faltan elementos y la realización de las correspondientes pericias para arribar a una conclusión, Beliera explicó que “por la dirección en que se produjo el derrumbe íntegro del edificio, es muy probable que la falla se haya producido en un punto de la estructura resistente, ubicado a nivel del suelo o de la planta baja, generándose una rotación alrededor de dicho punto”, y agregó que podría ser “un vicio oculto de la construcción”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS