domingo 22 de septiembre de 2019 - Edición Nº1277

Municipios | 21 abr 2019

Solidaridad

El Municipio de Bahía Blanca repartió huevos de pascuas elaborados por internos

Por una iniciativa entre el Municipio y el Servicio Penitenciario Bonaerense, internos de la Unidad 4 de Villa Floresta fabricaron 3.000 huevos de pascuas que fueron entregados a organizaciones que ayudan a los más necesitados.


La Municipalidad de Bahía Blanca, a través de su intendente Héctor Gay, repartió huevos de pascua elaborados por personas privadas de su libertad en el Centro de Formación Profesional n° 401, que funciona dentro de la Unidad 4 de Villa Floresta.

“Cuando se viven momentos complejos es donde se ve realmente la calidad humana qué hay en nuestra ciudad. A veces no podemos llegar a todos lados y es ahí donde el trabajo de estas instituciones es fundamental” remarcó el intendente en su visita a la ONG Corazones Solidarios.

El trabajo se realizó en las instalaciones del Centro de Formación Profesional Nº 401 que funciona en el penal. Allí, ocho hombres privados de su libertad con experiencia en panadería, capacitados y supervisados por el penitenciario y maestro panadero Pablo Amarilla, se dedicaron durante siete días a armar, decorar y embolsar las confituras.

Bajo la coordinación de la Subdirección de Trabajo Penitenciario y la Dirección General de Asistencia y Tratamiento del SPB, en el marco del programa Mutua Ayuda Solidaria (MAS), la tarea pudo cumplimentarse gracias a la materia prima aportada por la Secretaría de Políticas Sociales del municipio local, a cargo de Vanina González, y al apoyo del Departamento de Cultura Laboral Región Sur del Servicio Penitenciario Bonaerense.

Uno de los internos que participó de la actividad, destacó que “Nos comprometimos con la tarea y el personal del penal nos motivó para desarrollar el trabajo. Con esta producción tratamos de demostrar nuestro interés para devolverle algo a la sociedad. Además, la panadería es un lindo oficio para aprender para un futuro trabajo”.

Al respecto, el ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari, dijo: “La responsabilidad que tenemos como Estado es ofrecer capacitación y cursos para que las personas detenidas tengan la alternativa de dedicar su vida honestamente, dejando atrás el error o el paso en falso que pudieron haber tenido. Nuestra responsabilidad es que al obtener la libertad tengan un oficio o una profesión, eso es lo que nos inculca la gobernadora María Eugenia Vidal. Y esto toma más brillo cuando sirven a la sociedad”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS